| 5/18/2009 12:00:00 AM

Ayuda para estados está en camino, pero no será un rescate: Geithner

(WASHINGTON) El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, dijo el lunes que el posible plan del Gobierno federal para ayudar a los estados y ciudades a sobrevivir a la recesión no debería ser descrito como un rescate.

"No usaría la palabras 'rescate' o 'federal'", dijo en un almuerzo organizado por la revista Newsweek. "Diría que estamos en consultas cercanas con personas que buscan modos de asegurar que estos mercados estén funcionando para que los estados y las municipalidades puedan satisfacer sus necesidades", agregó.

El lunes, Geithner dijo que estaba trabajando estrechamente con los líderes del Congreso para encontrar soluciones, en particular para los problemas relacionados con el ámbito financiero.

"Por supuesto, mucho de eso depende de cuánta confianza puedan (los estados) generar en el tratamiento de sus problemas fiscales subyacentes - y muchos de ellos tienen profundos problemas estructurales que precedieron a esta crisis, empeorados por la crisis", dijo.

La semana pasada, el tesorero del estado de California, Bill Lockyer, le suplicó a Geithner que el Gobierno federal comprara la deuda del estado, usando fondos del rescate financiero. Aunque la legislación que autoriza el Programa de Alivio para Activos en Problemas (TARP, por sus siglas en inglés) permite que parte del dinero vaya a los estados, el Gobierno todavía no envía un solo dólar.

En el almuerzo, a Geithner se le preguntó acerca del déficit de California, de US$15.400 millones , y sus potenciales planes de emitir US$6.000 millones en notas de anticipación de ingresos para seguir a flote.

"Estamos en estrecho contacto con ellos, como lo estamos con todos los tesoreros a lo largo del país', dijo. "Los mercados municipales fueron muy dañados por la etapa temprana de la crisis", agregó.

Del mercado de bonos municipales de US$2,600 millones, ciudades y autoridades perdieron millones de dólares en la quiebra de Lehman Brothers. Antes de eso, a los emisores de bonos les bajaron las calificaciones las agencias calificadoras, que obligaron a los emisores cuya deuda es considera riesgosa a pagar tasas de interés más altas.

Los únicos signos de esperanza han provenido del plan de estímulo económico del Gobierno federal, que creó un nuevo tipo de deuda para la infraestructura conocida como Build America Bonds.

 

 

(REUTERS)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?