| 6/18/2013 11:10:00 AM

Avianca recibe los quince nuevos aviones ATR 72-600

La compañía aérea colombiana Avianca recibió en París la primera unidad del avión ATR 72-600 de los quince que encargó a finales de 2012, en un contrato que prevé la opción de compra de otros quince más.

El montante de la operación asciende a más de 700 millones de dólares, informó ATR en un comunicado hecho público durante el Salón Aeronáutico de Le Bourget, al norte de París.

El aparato entregado hoy a Avianca es un modelo de 68 plazas con la nueva cabina "Armonía" y el avión forma parte de la operación de modernización de la red de aeronaves que servirán destinos en Colombia y Centroamérica.

Avianca tiene intención de sustituir progresivamente los modelos Fokker 50 y ATR 42 que tiene actualmente en servicio.

Los primeros ATR 72-600 servirán destinos como Barrancabermeja, Florencia, Manizales, Neiva, Pasto, Popayán, Tumaco y Yopal, en Colombia.

Posteriormente, otras unidades se emplearán para las conexiones Ciudad de Guatemala y Flores (Guatemala), Tegucigalpa, Roatán y San Pedro Sula (Honduras), San Salvador (El Salvador), Managua (Nicaragua), además de San José y Liberia (Costa Rica).

Avianca, con 151 aviones, tiene actualmente la segunda mayor flota de Latinoamérica y sirve más de cien destinos en el subcontinente, en Estados Unidos, Canadá, el Caribe y Europa.

El fabricante ATR informó además de que junto con Avianca se dispone a poner en marcha el primer centro de formación de pilotos certificado por ATR en Sudamérica y que se instalará en Bogotá.

Fundada en 1981 y con sede en Toulouse (Francia), ATR tiene aparatos en servicio con más de 180 operadores en 90 países y es una asociación a partes iguales entre Alenia Aermacchi (del grupo italiano Finmeccanica) y el fabricante europeo EADS.

EFE/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 517

PORTADA

Los cuatro desafíos más grandes para las 4G (además de Odebrecht)

El escándalo de Odebrecht es apenas uno de los problemas que enfrenta el ambicioso programa de infraestructura. Otros cuatro desafíos están en el camino. El futuro de las 4G.