| 5/13/2009 12:00:00 AM

Avianca certificada para aproximaciones de alta precisión

La Aeronáutica Civil colombiana certificó a Avianca para adelantar aterrizajes en Categorías III y IIIB. Esta calificación acredita a la Aerolínea para efectuar aterrizajes y despegues en condiciones meteorológicas adversas en su flota Boeing B767.

Esta certificación fue obtenida por Avianca tras un plan que incluyó la adopción de mecanismos especiales en las aeronaves, la adecuación de los terminales aéreos activos para la operación del B767, la formación y acreditación de pilotos, ingenieros y personal con labores adscritas a las operaciones bajo esta denominación.

La operación bajo los parámetros de estas categorías facilitará a la Aerolínea colombiana el cumplimiento de la programación de vuelo a ciudades como Santiago de Chile, Buenos Aires, Nueva York y Madrid, donde se presentan fenómenos de niebla durante algunas épocas del año, y cuyas autoridades aeronáuticas avalaron la licencia emitida por las autoridades regulatorias de Colombia.

Aproximaciones en Categoría III y IIIB

Se denomina aproximaciones en Categoría III y IIIB a las operaciones aéreas que se adelantan con cálculos de alta precisión en condiciones climáticas extremas. La certificación en Categoría III y IIIB permite a los aviones Boeing B767 efectuar aterrizajes y despegues con menos de 50 metros de alcance visual de pista.

La Aerolínea espera, con esto, alcanzar un mayor cumplimiento de las operaciones diarias, minimizando las desviaciones a aeropuertos alternos, la cancelación de vuelos y las demoras por factores meteorológicos.

Los Boeing B767 han sido los primeros equipos certificados en el marco de este proyecto que también prevé la obtención de este aval para las operaciones en los equipos Airbus A330, A320 y A319.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?