| 10/12/2006 12:00:00 AM

Avanza negociación con Chile

Los negociadores cerraron hoy la mesa de Obstáculos Técnicos al Comercio. También hubo avances en los demás temas. El gobierno colombiano espera cumplir el cronograma acordado para la I Ronda de Negociaciones.

Bogotá.

El viceministro de Comercio Exterior de Colombia, y jefe de las negociaciones, Eduardo Muñoz, calificó como “altamente positivo” el balance del trabajo realizado durante esta semana, por cuanto, además del cierre de los textos de la mesa citada, en las demás ha habido importantes logros:

En la mesa de Solución de Controversias solamente queda un tema por definir; mientras que en Asuntos Institucionales hay un altísimo nivel de avance, y una concordancia en materia de Origen en el texto, de hasta el 95%. En Compras Públicas sólo quedan tres puntos por resolver en el texto, lo que hace presumir que pueda quedar cerrado esta semana.

En materia de Servicios quedan unas pocas diferencias en el texto, las cuales quedarían saldadas en esta I Ronda, de forma tal que durante el II encuentro, a realizarse en Barranquilla, se pueda trabajar en los anexos. En Comercio Electrónico sólo hay un punto de diferencia.

En el tema relacionado con la entrada temporal de personas, el intercambio de textos que se ha hecho demuestra una alta coincidencia.

En Inversiones, capítulo de una gran amplitud y de alto grado de complejidad, se evidencia, no obstante un alto grado de avance.

En materia de medidas sanitarias y fitosanitarias, se ha hecho la presentación de los esquemas sanitarios de los dos países, encontrando que hay una gran armonía y coincidencia entre ellos. Queda, entonces, resolver diferencias relacionadas con procedimientos y plazos y algunas funciones del Comité de Asuntos Sanitarios.

El interés de fortalecer y ampliar las relaciones bilaterales, las cuales pasan por un excelente momento, sumado a la importancia de ampliar el ámbito de acción del comercio y la inversión, llevó al Gobierno colombiano a iniciar este nuevo proceso de negociación comercial con Chile.

A pesar de que ya se contaba con un Acuerdo de Complementación Económica, ACE, desde 1994, éste cubría desgravación y disciplinas solamente para bienes.

El alto grado de interés de parte de los empresarios, que ya se viene evidenciando en actividades no solamente comerciales, sino de inversión en ambas direcciones, hizo necesario dotar esa relación económica de unas reglas más claras.

Por esta razón se está negociando el complemento de lo que es un ‘acuerdo de última generación’, en donde se contará con disciplinas para temas relacionados con el comercio de servicios, de compras públicas, inversiones, medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos al comercio y facilitación del comercio.

Además, se está mejorando y ampliando el mecanismos de solución de controversias que existe en la actualidad en el ACE, suscrito desde hace ya doce años.
Estos doce años de relación comercial entre Colombia y Chile, en el marco del ACE, han dejado un balance positivo. Durante este periodo se ha multiplicado por cuatro el comercio global bilateral, al pasar de US$157 millones en 1993, a US$634 en 2005. Las exportaciones colombianas pasaron de US$94 millones a US$296 millones en igual periodo, y la tendencia en lo que va corrido de 2006 muestra el incremento del comercio en ambas direcciones.

Las economías de Colombia y de Chile son muy complementarias: Chile se especializa en productos de la minería, silvicultura, frutas, productos de cobre y vinos, entre otros, mientras que la oferta exportable de Colombia se concentra, en particular, en la manufactura liviana, en productos de las cadenas: petroquímica y plásticos, papeles, sector editorial, agroindustria, azúcar (confites, caramelos), cerámica; medicamentos, fungicidas, algunas autopartes, grasas y aceites, hilados sintéticos, ácido cítrico, confecciones, gelatinas, muebles, y cacao y sus preparaciones.

Según el viceministro Muñoz, esto ha permitido seguir diversificando la oferta exportable colombiana a través de la creación de un mercado ampliado y estable, con reglas claras y con certidumbre, que es, justamente, lo que se ha encontrado en estos doce años.

Aunque la participación del sector privado ha sido un poco menor, en número, dado que no hay negociación de bienes, en Chile ha habido importante representación del mismo, a través del Consejo Gremial, del sector de cárnicos y lácteos; de Fedegán, de la cadena de oleaginosas, de los licores, la siderurgia y metalurgia y los servicios. Este grupo es representativo de los intereses empresariales colombianos en esta negociación.

Fuente: Mincomercio




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?