| 4/28/2009 12:00:00 AM

Avanxo representará a SuccessFactors en Colombia y Latinoamérica

Bogotá.- Avanxo, anunció que acaba de firmar un acuerdo con SuccessFactors (SFSF), empresa experta en soluciones bajo demanda para gestionar el talento y el desempeño. Actualmente, es usada por algo más de 4,5 millones de usuarios en compañías de 60 industrias de 185 países del mundo; tales como American Airlines, Fedex, Kinkos, Kellog’s, Kimberly-Clark, Macy’s, Pepsico y Wal Mart ya hacen parte de este sistema avanzado de gestión del capital humano de las empresas.

Esta compañía se enfoca en revolucionar el futuro del trabajo ofreciendo soluciones integradas que le permitan a las organizaciones unir la estrategia y la ejecución, cultivar el talento de los empleados y optimizar la gestión del personal incrementando la productividad y los resultados.

 

Según Diego Maldonado, Gerente General de Avanxo, “los clientes están buscando la forma de ser más productivos y eficientes, especialmente en estos momentos de incertidumbre económica. Esta alianza con SuccessFactors, está motivada por nuestros clientes. Realizamos una investigación sobre las soluciones existentes y SuccessFactors es la mejor solución de SaaS disponible para Gestión del Capital Humano; es un producto sólido, maduro, fácil de usar y probado por compañías líderes en todo el mundo”.

SuccessFactors es una herramienta de apoyo para el área de Gestión Humana que permite administrar: la gestión del desempeño, el manejo de objetivos, las evaluaciones 360 grados, la política de compensación, el plan de carrera, el aprendizaje y el desarrollo, el proceso de selección, el desarrollo de los perfiles de los empleados y los reportes y estadísticas sobre su desempeño.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?