| 9/24/2006 12:00:00 AM

Autoridades de EEUU detienen a canciller venezolano

El canciller venezolano dijo que fue detenido ilegalmente el sábado, durante unos 90 minutos, en el aeropuerto de Nueva York, por policías a quienes acusó de darle un trato abusivo y de intentos por esposarlo y registrarlo.

Nueva York

Autoridades de Estados Unidos y de la ONU consideraron lamentable el hecho y dijeron que se habían disculpado con el canciller Nicolás Maduro, quien sin embargo consideró insuficientes las disculpas.

"Tuvimos que enfrentar una situación sumamente compleja, bochornosa y atentatoria contra todo el derecho internacional", dijo Maduro a la prensa en la representación diplomática de Venezuela ante las Naciones Unidas. "Fuimos objeto de una detención ilegal por parte del gobierno de los Estados Unidos.

"Fuimos detenidos durante una hora y media, amenazados por policías de ser golpeados, detenidos, esposados", añadió.

Maduro dijo que las autoridades en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy le ordenaron incluso a él y a otros miembros del cuerpo diplomático que abrieran los brazos y piernas para ser registrados, pero añadió que se negaron.

"Casi a la hora y 20 minutos de estar detenidos, recibimos una llamada de Thomas Shannon, del Departamento de Estado, quien nos manifestó que estaba apenado... A los cinco minutos llegaron unos funcionarios que se identificaron como del Departamento de Estado. ¿Y ustedes saben que nos dijeron?... Que teníamos que colocar nuestros brazos así, abrir nuestras piernas y dejarnos catear por la policía del aeropuerto".

"Intentaron colocar unas esposas", dijo "Nos iban a tener que sacar muertos de ese aeropuerto si pretendían tocarnos".

Agregó que su pasaporte y su boleto de avión le fueron decomisados por un momento aunque se le devolvieron. Sin embargo, señaló que el hecho le impidió volver a su país el sábado.

El secretario de Seguridad Interna de Estados Unidos, Russ Knocke, negó que Maduro haya sufrido maltrato. "No hay evidencias que comprueben ninguna anormalidad en el proceso de verificación", dijo.

Knocke dijo en Washington que Maduro fue enviado a una revisión más detallada, pero nunca llegó a esa sección del aeropuerto.

"El comenzó a manifestar su frustración por la revisión secundaria justo cuando pasó por el magnetómetro (detector de metales)", dijo.

Un diplomático de la ONU, quien solicitó el anonimato por no tener autorización de hablar con la prensa, dijo que el viaje de Maduro se retrasó porque el funcionario se presentó tarde al aeropuerto y sin boleto, lo que motivó la revisión.

Maduro dijo a la prensa que su gobierno ha mantenido contacto con el secretario general de la ONU, Kofi Annan, en relación con el hecho, y conformaría un grupo de abogados para responder a la detención, que consideró una "flagrante violación al derecho internacional" y a su inmunidad diplomática.

"Exigimos respuesta, justicia", dijo Maduro, quien señaló que se le detuvo "ilegalmente, abusivamente".

Sobre si se le había acusado de algo durante su detención, Maduro dijo: "Seguramente nos acusarán de nosotros de creer en la soberanía, de querer acabar con el imperialismo y de querer un mundo de paz".

Tom Casey, portavoz del Departamento de Estado estadounidense, expresó que "podemos confirmar que un incidente lamentable ocurrió en el aeropuerto John F. Kennedy por el cuál el gobierno de Estados Unidos se ha disculpado con el ministro del Exterior Maduro y el gobierno de Venezuela"

El mandatario venezolano Hugo Chávez declaró a la televisora estatal que funcionarios estadounidenses detuvieron al canciller, alegando que tenía vínculos con el fallido golpe de estado de 1992.

Chávez, otrora teniente coronel del ejército, encabezó en 1992 un fallido golpe de estado en contra del entonces presidente Carlos Andrés Pérez. El ahora mandatario asumió el poder tras ganar por abrumadora mayoría las elecciones presidenciales en 1998.

"Lo tienen retenido acusado de que participó en actos terroristas aquí el 4 febrero (de 1992), cuando es absolutamente falso, él ni siquiera participó en la rebelión patriótica de 4 de febrero".

Maduro integró la delegación que acompañó a Chávez durante su visita esta semana a Nueva York, donde el jefe de estado venezolano desde el podio de Naciones Unidas llamó "diablo" al mandatario estadounidense George W. Bush.

"Es una provocación. ¿De quién? de Mister (el señor) Diablo", dijo Chávez.

El incidente se produjo en momentos que las tensiones entre los dos países tomaron un giro particularmente polémico esta semana.

El miércoles durante un discurso en la Asamblea General de la ONU, Chávez llamó "el diablo" a Bush.

Chávez ha dicho que tiene pruebas de la participación de Estados Unidos en un fallido golpe de Estado contra él en el 2002 y sobre esa base se han ahondado las críticas contra Washington.

Funcionarios estadounidenses niegan la implicación en el golpe o cualquier supuesto plan para derrocar a Chávez. Pero Washington sostiene que el gobierno venezolano ha minado principios democráticos y plantea una amenaza regional.

FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?