| 2/7/2007 12:00:00 AM

Autochequeo de equipaje en Avianca

Desde ahora, los viajeros que hacen uso del sistema de auto-chequeo de Avianca, pueden aforar de manera autónoma su equipaje.

Bogotá.- Con la puesta en marcha del sistema de registro de maletas en los módulos de auto check in, Avianca se mantiene a la vanguardia en innovación tecnológica en Colombia y la región.

En línea con el plan de simplificación de los procesos de viaje y agilización de los trámites aeroportuarios, Avianca ha puesto al servicio de los viajeros, el sistema de registro y embalaje de equipaje en los módulos de auto-check in instalados en el Terminal Puente Aéreo de Bogotá.

De esta forma Avianca facilita la experiencia de viaje de sus clientes, quienes además de chequearse para abordar, seleccionar la silla deseada a bordo y acumular las millas respectivas en su cuenta de viajero frecuente AviancaPlus, obtienen en la misma transacción las etiquetas de identificación de sus maletas. Todo esto en tiempos mínimos.

El sistema auto ckeck in funciona a través de amigables y prácticas terminales computarizadas, que se activan con solo pulsar la información sobre la pantalla (sistema touch screen).

El viajero elige la opción de registro digitando el número de su tiquete, el código de reserva o el número de viajero frecuente, después selecciona la silla de su predilección en el avión, ubica su equipaje sobre la báscula, retira la etiqueta de identificación que debe adherir al mismo y guarda el desprendible que le permite recibir sus pertenencias en el aeropuerto de destino.

Avianca ofrecerá próximamente el servicio de registro de equipajes a los viajeros que hacen uso del sistema de auto-chequeo en vuelos originados en Medellín, Cali, Barranquilla, Pereira y Cartagena. Actualmente el sistema de auto check in en estas bases funciona para los viajeros sin equipaje.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?