| 9/6/2007 12:00:00 AM

“Aun hay espacio para seguir creciendo”: Juango Fitero

Durante su intervención en un seminario organizado por BBVA en Medellín, el presidente de la entidad, Luis B Juango Fitero, destacó el desempeño del sector de la construcción y la buena dinámica que muestra el crédito hipotecario.

Medellín.- El sector de la construcción ha sido desde siempre uno de los segmentos claves de la economía en cualquier país y Colombia no podía ser la excepción. La construcción ha sido uno de los renglones clave del buen momento por el que atraviesa la economía, el creciente interés de los inversionistas por destinar flujos de capital hacia este segmento, sumado al de los compradores que ven en la compra de inmuebles una alternativa inmejorable de inversión, así lo demuestran.

Conclusiones como estas se desprenden del seminario “El papel del promotor en los ciclos de la construcción: una visión global” realizado hoy en Medellín por BBVA Colombia.

En el marco del evento, el presidente de la entidad, Luis B Juango Fitero, destacó las cifras positivas que muestra este segmento e indicó que la alta correlación que muestra el crecimiento de la construcción con el de la economía en general, así como la presencia de los consumidores, auguran que la dinámica del sector de finca raíz se mantendrá en el mediano plazo.

“Analizando estas cifras vemos como financieramente la construcción de vivienda tiene todavía mucho espacio para crecer. Los precios de la vivienda nueva están al alza y en niveles muy por encima de la inflación”, afirma Juango Fitero. “Los desembolsos de crédito hipotecario vienen creciendo de forma importante y de manera creciente lo que nos da sin duda un margen mayor todavía”, sostiene el alto directivo.

De acuerdo con proyecciones del Servicio de Estudios Económicos de BBVA sustentadas en cifras del Dane, el actual comportamiento de la construcción hace prever que este segmento continuará creciendo a un ritmo entre 3 y 5 veces por encima del total de la economía.

“En los últimos años nos hemos consolidado como grandes jugadores del mercado financiero y del segmento hipotecario. Hoy nos constituimos en el primer banco por cartera con una participación del 23,7% del total del sistema. Somos una entidad con vocación en crédito para vivienda y eso se ve reflejado en el crecimiento del 48% que hemos logrado en el último año en desembolsos de préstamos individuales y del 79,5% en créditos para constructores”, añade Juango Fitero.

Así mismo, el alto directivo resaltó que la entidad superó ampliamente sus compromisos en materia de colocación de créditos para Vivienda de Interés Social logrando una facturación a julio de 2007 de 80.460 millones de pesos cuando la meta era de 54.942 millones.

“Somos conscientes del papel protagónico que juega la construcción en el crecimiento actual desempeño económico del país. Hemos sido siempre pioneros en productos y servicios de crédito hipotecario. Fuimos la primera entidad del sistema en ofrecer el esquema de financiación en pesos y hoy hemos ampliado a 20 años el plazo para el pago de los créditos individuales. Nuestro compromiso es real y por eso nos hemos diferenciado en el mercado”, concluyo el presidente de BBVA Colombia.

Entorno internacional.
Por su parte, el economista principal de BBVA en Estados Unidos, Ignacio San Martín, afirmó que los cambios demográficos, la menor inflación y el mayor acceso de las familias al crédito, han generado cambios importantes en los últimos años en el sector de la finca raíz, llevando a las familias a acceder de manera más eficiente y sencilla a la financiación de vivienda provocando un notable aumento de las tasas de endeudamiento.

Con respecto al impacto que ha tenido la crisis hipotecaria en Estados Unidos que provocó una alta volatilidad en los mercados de valores e incertidumbre por el futuro de la economía de ese país, San Martín afirmó que esta situación se dio como resultado de las bajas tasas de interés que registró el mercado estadounidense en los últimos años, lo que llevó a un aumento importante de los créditos hipotecarios, disminuyendo en gran medida los préstamos tradicionales.

Sin embargo, a juicio del economista, los incrementos en las tasas de interés de los últimos meses dejaron en evidencia las deficiencias del sistema y el incremento de la morosidad produciendo de esta manera un freno en la actividad de las entidades que tenían títulos representados en hipotecas de alto riesgo y la emisión de papeles comerciales necesarios para asegurar la liquidez.
“Pese a esta situación los factores que provocaron la crisis tenían un origen en un determinante real o en una política monetaria. Ahora el choque ha sido directamente un accidente financiero”, puntualizó.

De acuerdo con San Martín, 2006 fue un año de ajuste en el mercado inmobiliario y de la construcción en Estados Unidos, situación que se ha prolongado en 2007. “Sumado a la disminución que comenzará a hacerse evidente de los flujos de capital destinados a estos segmentos, cuyo impacto se sentirá en mayor medida en el país del norte”, concluyó el experto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?