| 9/13/2007 12:00:00 AM

Aumentan en EEUU pedidos de beneficios para desempleados

La cantidad de trabajadores despedidos que solicitó beneficios para desempleados en Estados Unidos aumentó la última semana, otra señal preocupante de que el mercado laboral se está debilitando.

WASHINGTON _El departamento de Trabajo reportó el jueves que la semana pasada se presentaron 4.000 solicitudes nuevas de beneficios para desempleados, elevando el total a 319.000. Se trata del sexto incremento en las últimas siete semanas, un indicio más de que la economía está sintiendo el impacto de la crisis que atraviesa el mercado de bienes raíces y de créditos.

El gobierno reportó la semana pasada que los empleadores eliminaron 4.000 puestos de trabajo en agosto, la primera caída mensual en cuatro años.

La reducción neta de los empleos en las planillas de las empresas de agosto fue una sorpresa. Los analistas esperaban un incremento de 110.000 puestos de trabajo, de acuerdo con el crecimiento proyectado para este año.

Otra de las malas noticias fue que se crearon 81.000 empleos menos en junio y julio, lo que indicaría que el mercado laboral no se ha desempeñado tan bien como se esperaba.

El informe incrementó los temores de que la actual recuperación económica, que va por su sexto año, pueda estar en peligro de caer en una recesión.

Existen amplias expectativas en los mercados financieros de que la Reserva Federal recorte una tasa clave de interés cuando su junta de directores se reúna el próximo martes. El mes pasado, el banco central estadounidense indicó que había dejado de considerar a la inflación como la mayor amenaza para la economía ya que ahora pensaba que ese lugar le correspondía a la debilidad del crecimiento.

El incremento de 4.000 pedidos de beneficios de desempleo fue posterior a una reducción de 22.000 solicitudes de la semana anterior.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?