| 9/13/2006 12:00:00 AM

Aumenta demanda de electricidad en Argentina

La Fundación para el desarrollo del sector eléctrico (Fundelec) reportó que la demanda total de energía en agosto fue de 8117.1 gigavatios/hora (GWh), por encima de los 7550.1 (GWh) que se demandó en 2005.

Buenos Aires.- La demanda de energía eléctrica en Argentina tuvo un crecimiento del 7,5% en agosto respecto al mismo mes de 2005, convirtiéndose en el mayor incremento mensual registrado en lo que va del año, según un estudio difundido el miércoles.

En cuanto a la comparación intermensual, en agosto se consumió un 3,03% más que en julio.

Fundelec, que basa su informe sobre los datos oficiales suministrados por la compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), atribuyó el incremento de agosto a una brusca baja de las temperaturas, menores al registro histórico del mes. La temperatura media en agosto fue de 12.4°C (54.32°F), mientras que la marca histórica era de 12.7°C (54.86°F).

En tanto que el grupo de distribuidores eléctricos de Argentina (Addera) informó que el sector industrial incrementó su consumo de energía eléctrica un 11,86% en agosto.

Fundelec y analistas del sector advirtieron que este aumento en la demanda de energía, combinada con un estancamiento en la generación eléctrica, amenaza con debilitar a la economía argentina.

Sin embargo, el ministro de Planificación, Julio De Vido, sostuvo el miércoles que a la demanda progresiva de energía "el gobierno le contrapone un plan energético sostenido y sustentable de características federales a los efectos de que este desarrollo siga adelante".

Y por segunda vez en lo que va de esta semana, el funcionario rechazó que el país sufra una crisis energética.

"A pesar de los pronósticos agoreros, la famosa y deseada, para algunos, crisis energética, no llega", dijo De Vido.

 
Fuente: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?