| 8/12/2009 12:00:00 AM

Aumenta el déficit de junio en EE.UU.

El déficit comercial nacional subió ligeramente en junio después que las importaciones subieron por primera vez en once meses, otro signo de que la peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial está empezando a aflojar.

WASHINGTON — El Departamento de Comercio dijo el miércoles que el déficit subió 4% a US$27.000 millones en comparación con US$26.000 millones en mayo. El desequilibrio de mayo había sido el menor déficit en casi una década.

El déficit ligeramente mayor en junio reflejó un aumento en las importaciones por primera vez en casi un año, una indicación de que la demanda en Estados Unidos empieza a revivir.

Las importaciones de bienes y servicios subieron 2,3% a US$152.800 millones. Un aumento del 23,8% en petróleo a US$21.500 millones encabezó el aumento. Fue la mayor cifra en el año, reflejando un mayor volumen y crecientes precios del petróleo. Las importaciones de otros productos también subieron, encabezadas por automóviles, computadoras y aviones civiles.

Las exportaciones subieron 2% a US$125.800 millones, buena noticia para el sector de manufactura, que ha visto caer la demanda interna y de algunos mercados clave del exterior cuando la recesión que comenzó en Estados Unidos en el 2007 se propagó por todo el mundo.

Aun con el aumento en exportaciones e importaciones, el déficit global está bien por debajo de los niveles del año pasado. Hasta la mitad del año, el déficit está a una tasa anual de US$345.900 millones, aproximadamente la mitad del de US$695.9000 millones de todo el 2008.

Los economistas creen que el déficit aumentará ligeramente en los próximos meses pero que de todos modos estará muy por debajo del nivel del 2008. Anticipan que el desequilibrio volverá a agudizarse en el 2010 cuando las economías de Estados Unidos y del mundo vayan recuperándose.

 

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?