| 4/28/2009 12:00:00 AM

Aumenta la confianza del consumidor en EE.UU.

NUEVA YORK  — La confianza de los consumidores estadounidenses aumentó en abril e hizo que un índice que mide ese estado de ánimo alcanzara su mejor lectura desde noviembre, un indicio más de que la crisis económica podría estar a punto de tocar fondo.

La organización no lucrativa The Conference Board dijo el martes que su índice de la confianza del consumidor aumentó en abril más de 12 puntos a 39,2, frente a los 26,9 de noviembre. Fue el mayor nivel desde los 44,7 puntos alcanzados en noviembre y superó el pronóstico de los analistas de 29,5 puntos.

El índice de la confianza del consumidor mostró una mejora sustancial en el estado de ánimo del consumidor frente a la economía, incluyendo su valoración del mercado laboral.

Ciertas noticias esperanzadoras en áreas con ventas al por menor y vivienda ayudaron a desatar una reciente carrera alcista bursátil.

Un índice de la vivienda indicó el martes que los precios de las casas usadas bajaron en forma espectacular en febrero, aunque por primera vez en 25 meses el retroceso no marcó un récord: otro indicio de que la crisis de la vivienda podría haber tocado fondo.

Los mejoras en la bolsa de valores han ayudado a calmar la confianza del consumidor, dijo el analista Gary Thayer, economista jefe de la firma Wachovia Securities, aunque persisten problemas económicos importantes, lo que significa que la cifra podría oscilar durante algún tiempo, agregó.

"No podemos decir que hayamos tocado fondo en la crisis económica", insistió. "Seguimos teniendo algunos temores económicos que debemos solucionar".

Los economistas siguen atentamente la confianza del consumidor porque su gasto suma más de dos tercios de la actividad económica nacional.

Con todo, el índice permanece muy por debajo de los niveles de hace un año, 62,8 puntos.

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?