| 8/18/2009 12:00:00 AM

Aumenta en agosto la confianza de inversionistas germanos

La confianza de los inversionistas de Alemania, la mayor economía de Europa, aumentó marcadamente en agosto al ampliarse la creencia de que la economía se recuperarán con mayor celeridad de lo pronosticado, indicó el martes un sondeo.

FRANCFORT  — El Centro ZEW de Investigación Económica, con sede en Mannheim, dijo que su índice mensual, que mide las perspectivas de los próximos seis meses desde el punto de vista de los inversionistas, subió a 56,1 puntos en agosto de 39,5 puntos en julio, muy por encima de su media histórica de 26,5 puntos.

Empero, la semana pasada, el país anunció un crecimiento del Producto Interno Bruto del 0,3% en el segundo trimestre, que técnicamente lo sacó de su peor recesión en décadas.

El ZEW dijo que el crecimiento positivo del CIB permitió una valoración mejor de la actual situación económica en Alemania. El ZEW agregó que todos los sectores de la economía alemana, y especialmente el exportador, experimentaron mejoras apreciables.

Además, el ZEW señaló que el subíndice de la presente situación económica en Alemania mejoró en agosto en 12,1 puntos a a menos 77,2 de menos 89,3 puntos en julio.

El economista de UniCredit Andreas Rees dijo en un análisis de los resultados que el índice de expectativas fue el mejor desde abril del 2006 y el noveno aumento en los últimos 10 meses, superando con creces el pronóstico de los analistas.

Con todo, Rees advirtió que aunque los principales indicadores seguramente aumentarán más, prevé un retroceso en el crecimiento, especialmente en el 2010.

"Desgraciadamente, las últimas previsiones del ZEW no aclaran si se trata realmente de un crecimiento sostenible. tenemos que tener paciencia y esperar a ver más estadísticas en los próximos meses", agregó.

 

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?