| 7/15/2007 12:00:00 AM

Auge de baya Acai la pone fuera del alcance de sus consumidores

Hace unos años, un litro de jugo de acai (se pronuncia asai) costaba 52 centavos de dólar. Ahora alcanza los 2,60 dólares.

Belem, Brasil_ Mucho antes de que los portugueses colonizaran Brasil, la baya aceitosa color púrpura de la palmera de acai ya era un alimento muy apreciado en la cocina del Amazonas, pues los habitantes de la localidad suelen beber su jugo junto con peces fritos de río o rociada con harina tostada de mandioca.

Virtualmente desconocido fuera de este remoto sector de Brasil hasta hace 15 años, el jugo de acai repentinamente se ha convertido en un "superalimento" mundial, debido en parte a las declaraciones de que combate el colesterol, de que es un elixir contra la vejez y e incluso funciona como un vigorizante sexual, como un Viagra natural.

Sin embargo, la enorme demanda por el fruto ha provocado un enorme incremento en el precio del acai donde es más disfrutado, en Belem, el epicentro de la venta de las bayas. Los 1,3 millones de habitantes de la ciudad consumen aproximadamente 200.000 litros de acai cada año, lo que lo hace más popular que la leche.

Hace unos años, un litro de jugo de acai (se pronuncia asai) costaba 52 centavos de dólar. Ahora alcanza los 2,60 dólares, y en una área donde el ingreso mensual a menudo es menor a los 200 dólares, ese precio lo coloca fuera del alcance de muchas de las personas para quienes el acai es un asunto tanto de cultura como un producto para beber.

"Si compro acai para el almuerzo, no podré tener para la cena" y viceversa, y "es que es muy caro", señaló Santana Wanderlei Pereira Diniz, una madre de cinco hijos, de 40 años, que no ha tenido mucho éxito al ofrecerles otros jugos a sus hijos.

Incluso en Brasil el acai no era muy conocido fuera de Belem hasta el comienzo de la década de los noventa. Como el jugo de este fruto se pudre después de unas 24 horas, no podía ser sacado de la región.

Sin embargo los productores del fruto encontraron una manera para congelar la pulpa, lo que permite su envío hacia la poblada región sur del país.

Como el proceso de congelamiento le roba al acai una buena parte de su suave sabor, los productores lo mezclan con jarabe de guaraná, derivado de otro fruto del Amazonas y que tiene un efecto estimulante parecido al de la cafeína, lo que ha ayudado a popularizar la bebida en el resto del país.

En la actualidad esta mezcla, cargada de vitaminas, minerales, antioxidantes, amioácidos y saludables ácidos grasos omega, es un producto muy consumido en los bares de jugos en Río de Janeiro y Sao Paulo, donde los entusiastas de los alimentos saludables suelen utilizar cucharillas para escarbar los recipientes cargados con la pulpa del fruto, de color púrpura oscuro, que resulta cuando la pulpa congelada es mezclada en la licuadora.

Pese a que la mezcla entre acai y guaraná tiene un sabor ligeramente parecido al chocolate con una mezcla de vino tinto y bayas azules, el jugo fresco de acai que sólo se consigue en la región del Amazonas tiene un sabor aceitoso y un poco acre con algunas trazas de canela.

Gran parte de la demanda internacional ha sido impulsada por la firma Sambazon Inc. que tiene su sede en San Clemente, California. La empresa fue fundada por Ryan y Jeremy Black, quienes probaron el acai durante una visita de surfeo a Brasil en 1999.

En la actualidad, la empresa anunció que maneja uno 80% de las exportaciones de acai hacia Estados Unidos, el equivalente a unos 100 toneladas métricas de pulpa diarias en su planta de Amapa, ubicada frente a Belem, del otro lado del Amazonas. La empresa espera exportar unas 4.000 toneladas métricas sólo en este año.

Ahora que el jugo es común en tiendas de alimentos naturales, y disponible en jugos, malteadas y paquetes congelados, se vende bajo las marcas como MonaVie, Bossa Nova, Zola y Sambazon en Estados Unidos, Gran Bretaña y Japón.

Por su parte, la firma Coca-Cola Co. llegó a un acuerdo de distribución con la firma de jugos de acai Bossa Nova, con sede en Los Angeles, y con la firma Anheuser-Busch Companies Inc. que añadirá el fruto a su nueva bebida energética, llamada 180 Blue.

Por su parte, la firma Procter & Gamble Co. suele utilizar la pulpa del acai en su champú marca Herbal Essences.

En el estado amazónico de Pará, donde Belem es la capital, los precios del acai han aumentado un 60% con respecto a su cotización del año pasado, indicó Roberto Sena, coordinador técnico de Diesse, un grupo comercial que da seguimiento a las estadísticas económicas.

Sin embargo, los consumidores locales han encontrado diversas maneras para consumir la fruta mediante la compra de jugo de menor calidad o sacrificando otros alimentos de su dieta.

Para muchos, el acai con harina de mandioca (un tubérculo parecido a la patata que es tostado y molido y que es muy empleado en la cocina brasileña) es todo lo que comen de almuerzo y a veces de cena también.

"Acai es una adición", afirma Adaladio Correio Santos, quien ha comprado y vendido el fruto durante décadas. "O acai, o nada".

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?