| 6/11/2010 4:05:00 PM

Ascienden al grado de coronel a policía rehén de Farc desde 1998

El Gobierno colombiano ascendió hoy al grado de coronel de la Policía a Yesid Duarte Valero, en manos de las Farc desde octubre de 1998 y uno de los 23 miembros de la fuerza pública que esta guerrilla mantiene en condición de rehenes.

Bogotá, - El ascenso, de manera simbólica, fue formalizado por el director de la Policía Nacional, el general Óscar Naranjo, durante una ceremonia en una escuela de cadetes del sur de Bogotá.

El nuevo grado de Duarte lo recibió Hilda Rosa Valero, madre de Duarte Valero, a quien los rebeldes hicieron cautivo el 14 de octubre de 1998 en El Paujil, localidad del conflictivo departamento del Caquetá (suroeste).

El uniformado tenía entonces el grado de capitán, del que posteriormente fue ascendido al de teniente coronel, el que ostentaba hasta el reconocimiento de hoy como nuevo coronel.

Duarte fue ascendido junto a otros 471 oficiales, en una ceremonia a la que también concurrieron el ministro colombiano de Defensa, Gabriel Silva, y los altos mandos policiales.

El oficial ascendido hace parte de un grupo de 23 militares y policías que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) pretenden canjear por medio millar de rebeldes presos, mediante un acuerdo humanitario con el Gobierno.

Entre los cautivos está Libio José Martínez, suboficial del Ejército secuestrado en diciembre de 1997 en Nariño (suroeste), lo que lo hace el rehén de los insurgentes más antiguo.

Mientras, el uniformado con menos tiempo en cautiverio es Henry López, infante de marina hecho cautivo el pasado 23 de mayo tras un combate en la localidad de Solano, en el Caquetá, que se saldó con la muerte de diez militares y al menos dos rebeldes.


(EFE).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?