| 12/22/2009 3:00:00 PM

Aruba invierte US$6 millones para la certificación ecológica

La isla finalizó la primera fase para la certificación “Blue Flag” , Bandera Azul, máxima distinción en el cuidado ecológico de costas y playas a nivel mundial.

Con una inversión de US$6 millones, Aruba acaba de completar con éxito la primera fase para la certificación “Blue Flag” que califica estándares de calidad en labores ecológicas en playas y marinas, en áreas como: calidad del agua, educación ambiental e informativa, servicios e instalaciones, seguridad y administración ambiental.

Dicha certificación se está llevando a cabo en las playas Arashi, Mangel Halto y Baby, a través de un diseño integral que busca obtener un mejor manejo y una conservación más adecuada de los recursos naturales. Para esta primera fase se realizaron mejoras en áreas de jardinería, se designaron zonas de parqueo y se demarcaron espacios para la instalación de avisos de prevención. Además, se ampliaron las playas actuales con arena fresca y se instalaron nuevas palapas (estructuras para sombra), construidas con un estilo vanguardista y materiales de larga duración.

“Aruba tiene como misión poner en práctica los principios de un turismo sostenible. Queremos proteger nuestra flora, fauna y recursos naturales. Cerca de un 20% de nuestra tierra es parque nacional. Uno de los recursos naturales clave son nuestras playas blancas y vírgenes, que además de atraer a los visitantes alrededor del mundo, también son disfrutadas por los arubianos. Adicionalmente, la Autoridad Turística de Aruba, organiza el proyecto anual para el cuidado de arrecifes, con la iniciativa de voluntariado más grande de la isla desde 1993. Aruba espera ser un país de playas certificadas con “Blue Flag” y ser parte de un proyecto que abarque una gestión respetuosa con el medio ambiente y con uno de nuestros más preciados tesoros: nuestras playas.” afirma Myrna Jansen, Directora de la Autoridad Turística de Aruba (ATA).

En la segunda fase del proyecto, se instalarán elementos adicionales para que las playas de Aruba superen los requerimientos del criterio de “Blue Flag”. Se espera aumentar los puntos de información que permitan comunicar al público los eventos naturales y culturales, instalar baños públicos y obtener máquinas para mantener las playas limpias.

La certificación “Blue Flag” hace parte del programa de desarrollo económico sostenible. Más allá de playas certificadas, se están desarrollando leyes para la protección del Parque Marino en toda la línea costera de la isla, desarrollo de mejores aguas residuales e instalaciones para el tratamiento de residuos sólidos y reciclaje. Al finalizar, el proyecto tendrá una inversión total de más de US$22 millones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?