| 10/22/2010 12:30:00 PM

Arranca reunión del G20, enfocada en tipos de cambio monetario

Estados Unidos propuso el viernes a las naciones emergentes que reduzcan los enormes superávit comerciales que tienen con Occidente, en cifras que ellas determinen, aunque aumentaría el valor de sus monedas.

Corea del Sur - Una cumbre de ministros de hacienda afrontaba dificultades para reducir las tensiones cambiarias que amenazan con desatar una guerra comercial.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, presentó su propuesta en una carta dirigida al grupo de los 20 países más desarrollados y emergentes, pero la iniciativa afrontó la resistencia inmediata en la primera de las dos jornadas previstas para la reunión de los principales funcionarios de finanzas.

El ministro de Hacienda de Japón, Yoshihiko Noda, dijo el viernes que "no era realista" la propuesta de que las naciones fijen objetivos para la reducción de sus superávit.

La reunión de ministros de finanzas y de gobernadores de los bancos centrales del G20 en la ciudad surcoreana de Gyeongju tiene lugar dos semanas después del fracaso de su encuentro en Washington para superar las discrepancias cambiarias que han suscitado temores de que una guerra comercial propicie otra recesión económica.

En este escenario, los países devalúan sus monedas para ganar ventaja competitiva en una economía mundial que no se ha recuperado plenamente de la desaceleración global de hace dos años. El posterior levantamiento de barreras comerciales es perjudicial para el comercio internacional y podría revertir la recuperación económica.

Las naciones en Asia y otras regiones han intentado contener el fortalecimiento de sus monedas ante una debilidad sostenida del dólar estadounidense por temor a que sus epxortaciones pierdan competitividad en los mercados internacionales.

Al mismo tiempo, China ha indexado de hecho su tipo de cambio al dólar con las quejas resultantes de que el valor artificialmente bajo con que mantiene su moneda da una ventaja desleal a los exportadores de ese país.

Según funcionarios de la cumbre, la idea de Geithner consiste en establecer objetivos en cifras de acuerdo con los balances de cuenta corriente, haya superávit o déficit, con el propósito de reducir los conflictos cambiarios. Conforme a la propuesta, el valor de una moneda aumentaría de manera natural en un país con saldos comerciales positivos.

La cuenta corriente registra el ingreso total de divisas de un país por comercio e inversiones.

La procuración de esos objetivos podría contener en el tiempo los enormes superávit comerciales que tiene Asia frente a las economías más avanzadas, pero es incierto que la propuesta reciba un amplio apoyo dentro del G20.

El Grupo de los Siete países industrializados, que incluye a Estados Unidos, Japón, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Canadá, se reunieron para conversaciones informales en antelación a la reunión plenaria del viernes del G20. Noda, el ministro de finanzas de Japón, dijo que no hubo una agenda definida para la reunión del G7.

Las conversaciones ayudarán al establecimiento de la agenda para la cumbre de gobernantes del G20 prevista para el 11 y 12 de noviembre, y a la que asistirán el presidente Barack Obama y otros jefes de estado.

Los países del grupo llamado BRIC —Brasil, Rusia, India y China, realizaron una reunión antes de la del G20 para el análisis de asuntos de interés común, incluida una reforma al Fondo Monetario Internacional y un aumento del comercio y la inversión entre ellas, dijo D.S. Malik, funcionario del Ministerio de Finanzas de India.

El G20 incluye a los dos grupos y países de cierto desarrollo en sus regiones como México, Argentina y Sudáfrica.

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?