| 10/6/2007 12:00:00 AM

Arias dice no ser culpable por división sobre CAFTA

La última encuesta publicada el jueves dio al "no" un 55% mientras en agosto tenía un 36%, en tanto el "sí" pasó de 56% a un 43%.

San José_ El presidente Oscar Arias aseguró que no es responsable de la división entre los costarricenses alrededor del acuerdo de libre comercio con Estados Unidos (CAFTA), cuya ratificación será decidida por los costarricenses en un referendo el domingo.

"No es culpa mía que nos hayamos dividido, yo defiendo con vehemencia lo que creo. En la campaña fue el tema central y nunca he mentido, defendí el tratado sin decir que es perfecto, pero sí una herramienta importante para generar más riqueza para el país", dijo Arias al programa radial de entrevistas "Nuestra Voz".

La última encuesta publicada el jueves dio al "no" un 55% mientras en agosto tenía un 36%, en tanto el "sí" pasó de 56% a un 43%. Los expertos consideran que el resultado será muy ajustado, aunque la legislación electoral establece que se puede ganar hasta por un solo voto.

Para Arias es evidente que dos hechos golpearon al "sí" en ese periodo: un memorando del ex segundo vicepresidente Kevin Casas donde daba al mandatario controversiales recomendaciones para la campaña de apoyo al tratado y cuya divulgación presionó a su renuncia. El otro fue la manifestación de varios sacerdotes en contra del acuerdo comercial.

El gobernante destacó que de ganar el "no", muchas empresas nacionales se verán afectadas, "porque en septiembre del 2008 se les vencerán beneficios de la Cuenca del Caribe a los textiles y al atún".

"El país, la empresa, todos necesitamos seguir adelante y creo que el tratado nos va a beneficiar, que podemos competir", dijo a la AP Mauricio Rojas, de 40 años, quien tiene 10 años de laborar en Borkar, una textilera que se dedica a fabricar uniformes y trajes de hombre para firmas como Tommy Hilfiger, Perry Ellis, Claiborne y Keneth Cole.

Al otro lado, los del "no" insisten en que el acuerdo, tal como está negociado, solo afectará al país.

"No nos sirve porque Costa Rica ha estado bien hasta esta fecha, entonces para qué cambiar. Solo le servirá al gobierno, no al sector del agro que se verá un 100% afectado porque no podremos competir", apuntó Luis Alfaro, un campesino que hace nueve años se dedica a la producción de fresas.

El presidente Arias dijo que su papel a partir del lunes será de reconciliación aunque adelantó que de rechazarse el acuerdo con los estadounidenses su tarea en el gobierno será mucho más difícil.

"A partir del domingo no hablaré más del tema, para la noche prepararé un discurso de unidad nacional. Si gana el no será más difícil porque se fortalecerán los sindicatos, que son los opositores más fuertes que tiene mi gobierno", dijo.

Agregó que "el domingo en la noche paso esta página, gane el sí o gane el no, para salvar lo que se pueda salvar y construir una nueva agenda nacional. Tengo que tomar el papel conciliador porque eso es lo que me corresponde", manifestó.

 

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?