| 9/28/2006 12:00:00 AM

Argentina recupera reservas previas al pago al FMI

La Argentina recuperó el nivel de reservas que tenía antes del pago realizado hace nueve meses al Fondo Monetario Internacional (FMI), que canceló totalmente la deuda con ese organismo, informó el presidente Néstor Kirchner.

Buenos Aires
 
Durante una ceremonia el miércoles por la noche en la Casa de Gobierno, Kirchner dijo que se "sentía orgulloso" porque las reservas del Banco Central llegaron esta semana a US$28.125 millones.

Las reservas alcanzaban a US$28.120 millones el 3 de enero, cuando Kirchner decidió cancelar la deuda argentina con el FMI, mediante un desembolso de US$9.530 millones.

La medida recibió entonces críticas de la oposición y de sectores empresariales, porque supuestamente ponían en riesgo las reservas del país, cuando hubiera sido posible un nuevo acuerdo con el FMI para "reprogramar" esa deuda, como se había hecho tradicionalmente.

Kirchner alegó entonces que con la cancelación de la deuda, la Argentina se "liberaba" de la permanente supervisión del FMI sobre su economía y recuperaba "soberanía y autonomía de decisión".

El Presidente reprocha habitualmente al FMI por haber impulsado y avalado los programas "neoliberales" de la pasada década, que culminaron con la peor crisis económica y social vivida por la Argentina, a fines de 2001.

"Alcanzar la cifra de US$28.125 millones en las reservas nos permite autoasegurarnos de situaciones volátiles de la economía mundial y de otras situaciones parecidas en los mercados internacionales", declaro la ministra de economía Felisa Miceli.

La ministra recordó que antes del pago al FMI, el "riesgo país" de la Argentina se ubicaba en 491, y que ahora retrocedió a 360 puntos.

FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?