| 10/21/2008 12:00:00 AM

Argentina propondrá acabar con el sistema de pensiones privado.

BUENOS AIRES - Argentina propondrá el martes terminar el sistema privado de pensiones y absorber ahorros por casi 30.000 millones de dólares en un intento por proteger al futuro retirado de la crisis global de crédito, aunque analistas creen que sólo busca asegurarse fondos.

Una fuente del Gobierno dijo a Reuters que la presidenta, Cristina Fernández, hará el anuncio el martes por la tarde, aunque la noticia ya se había filtrado el lunes y castigó al mercado de acciones y bonos, que teme que la desaparición de los fondos de pensión quite liquidez.

"La capacidad del mercado local de capitales de desarrollarse en los próximos años se verá comprometida si este cambio se concreta", dijo Alberto Bernal-Leon, jefe de estrategia macroeconómica de Bulltick Capital Markets.

Los fondos de pensión son los mayores inversores institucionales del mercado local.

"La buena noticia desde la perspectiva de los mercados es que si el Gobierno absorbe el sistema de pensiones privado, el plan financiero para 2009-2010 será irrelevante mientras los precios de las materias primas sigan altos y Argentina pueda mantener su superávit fiscal", agregó.

El proyecto oficial, que deberá ser aprobado por el Congreso, llega en momentos en que el Gobierno esfuerza su ingenio para conseguir el dinero que necesita para cubrir sus necesidades financieras en los próximos tres años.

Pese a haber completado una gigantesca reestructuración de deuda en 2005 con un fuerte recorte de capital, Argentina enfrenta fuertes vencimientos en los próximos meses justo en momentos en que la crisis financiera global cerró las puertas de financiamiento a los mercados emergentes.

La idea de la presidenta es que los 98.000 millones de pesos que tienen en su poder las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones sean transferidos al Estado (AFJP), aunque aún no es claro si ese traspaso implicará la venta de todos los activos financieros en los que están invertidos.

Además, los alrededor de 15.000 millones de pesos anuales que los trabajadores aportan obligatoriamente de sus salarios irían también al Estado, lo que le daría un liquidez muy valiosa en estos momentos de mercados "secos".

El argumento oficial es que los fondos en manos de las AFJP cayeron con dureza este año ante las pérdidas mayores al 45 por ciento registradas en las acciones y bonos locales.

La entidad que reúne a las AFJP guardó silencio el lunes, pero una fuente del sector recordó que las inversiones que realizan los fondos son a largo plazo y que las crisis coyunturales pueden ser compensadas con períodos de bonanza a lo largo del tiempo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?