| 12/4/2008 12:00:00 AM

Argentina: plan para promover el consumo y la producción

BUENOS AIRES  _ La presidenta Cristina Fernández anunció el jueves un plan por unos 3.900 millones de dólares para incentivar el consumo interno y apuntalar la producción industrial ante la esperada caída en las exportaciones por la crisis financiera global.

Poco más de dos meses después de asegurar que Argentina no sentiría los efectos de la crisis financiera, la mandataria presentó al que llamó "un plan absolutamente de contingencia" y aseguró que "el mundo nos complicó la vida a los argentinos y vamos a tener que sufrir una parte".

"Vamos a incentivar la producción, la inversión, el trabajo, el consumo, destinando 13.200 millones de pesos (unos 3.859,6 millones de dólares) bajo distintos instrumentos, algunos aumentando la oferta... y otros destinados a apuntalar la demanda", dijo Fernández durante un acto en la residencia presidencial de Olivos, del que participaron los integrantes de su gabinete y empresarios.

En líneas generales, el plan busca incentivar la producción de bienes de la industria automotriz y de electrodomésticos y financiar el consumo a través de créditos por hasta 5.000 pesos (unos 1.462 dólares).

También incluye la prefinanciación de exportaciones.

"El fortalecimiento del mercado interno es una cuestión de necesidad... que ayuda a paliar las restricciones que vienen por las políticas impuestas desde afuera", dijo Fernández.

La presidenta sostuvo que la única condición que deberán cumplir las empresas para acceder a las líneas de crédito a tasas inferiores a las de mercado es "que aseguren mantener su planta de personal".

Dos semanas atrás, la central obrera reclamó al gobierno la aplicación de medidas de protección para evitar despidos y suspensiones a raíz de las caídas en la producción.

La Confederación General del Trabajo reclamó un aumento salarial por una suma fija de 500 pesos (unos 1.460 dólares) y la posibilidad de que se aplique una doble indemnización para los despidos injustificados.

Varios gremios han denunciado despidos y suspensiones en los últimos días. Los más perjudicados han sido los obreros de la industria automotriz.

Aunque no dio mayores detalles, Fernández explicó financiará el plan con parte de los recursos que obtuvo el Estado por una polémica estatización de los fondos de pensiones privados.

El anuncio llega una semana después de que la presidenta comunicara la puesta en marcha de un ambicioso plan de obras públicas por 21.000 millones de dólares financiados por el Estado que permitirá la creación de unos 360.000 puestos de trabajo en el sector de la construcción.

Fernández también anunció la reducción de cinco puntos en las retenciones (gravámenes a la exportación) de trigo y maíz y anticipó que "por cada millón de toneladas que se aumente la producción de maíz y trigo (tomando como referencia una cosecha promedio) vamos a bajar un punto de retención".


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?