| 11/23/2010 2:05:00 PM

Argentina pide asistencia al FMI para diseñar nuevo índice de inflación

Argentina pidió la "asistencia técnica" del Fondo Monetario Internacional (FMI) para diseñar un índice de precios a nivel nacional, anunció hoy el ministro argentino de Economía, Amado Boudou.

Buenos Aires.- El ministro hizo el anuncio en momentos en que se recrudecen las advertencias de expertos sobre los altos índices de inflación que soporta la economía argentina y rechazan los datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), sospechosos de ser manipulados hacia la baja desde 2007.

"Hemos solicitado asistencia técnica en un punto en el cual en particular ellos (el Fondo Monetario) tienen experiencia", dijo durante una rueda de prensa.

Afirmó que la petición al organismo financiero internacional busca dar un "salto de calidad" en los datos que provee el Indec.

"La asistencia técnica tiene que ver con la confección de estadísticas", apuntó Boudou sin más.

Argentina se niega tajantemente a que sus cuentas públicas sean motivo de las revisiones anuales del Fondo Monetario, cuyas "recetas" suelen ser blanco de duras críticas de la presidenta Cristina Fernández y otros funcionarios.

Las estadísticas del Indec están en tela de juicio desde comienzos de 2007, cuando el ente oficial fue intervenido por el Gobierno de Néstor Kirchner (2003-2007) y se cambió la metodología de cálculo del índice de inflación.

Desde entonces, las cifras oficiales de inflación han quedado por debajo de los cálculos de consultoras privadas, que para este año pronostican un alza del coste de vida de por lo menos el 25%, frente a la pauta oficial de alrededor del 8% anual.

Según el Indec, los precios al consumidor subieron un 7,7% en 2009, aunque estudios privados duplicaron el porcentaje oficial.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?