| 7/19/2007 12:00:00 AM

Argentina: nuevo ministro ratifica política económica

Peirano, un economista de 40 años, fue designado por el presidente Néstor Kirchner el lunes en reemplazo de Felisa Miceli, quien debió renunciar en medio de un escándalo judicial.

Buenos Aires.- El nuevo ministro de Economía Miguel Peirano advirtió el jueves que el gobierno mantendrá el tipo de cambio alto, el control de las tarifas de los servicios públicos y su política de incentivos al crecimiento económico.

Algunas definiciones de Peirano:

-Se mantendrá un tipo de cambio alto, con un dólar que se cotiza por encima de los tres pesos, a fin de alentar las exportaciones y preservar su competitividad.

"Todas las políticas que priorizaron el atraso cambiario, durante la dictadura (1976/83) y la convertibilidad (1990/2001) han sido funcionales a la especulación financiera. Defendemos un tipo de cambio competitivo", afirmó.

-No habrá aumento en las tarifas de los servicios públicos, que reclaman las empresas concesionarias.

-El gobierno mantendrá su política de alentar el fuerte crecimiento económico y alentará acuerdos de precios con los sectores productivos.

-La crisis en el suministro de energía presenta problemas puntuales "que en términos globales no afecta el crecimiento de la industria. Lo que hay, es cierta desaceleración".

-El gobierno "seguirá profundizando una política de administración del comercio exterior y de incentivos a la producción".

Peirano, muy ligado a la actividad industrial, negó sospechas de que vaya a favorecer particularmente a ese sector, que celebró su designación.

"Una economía sana funciona con equilibrios sectoriales. Una de las fallas de la convertibilidad (de paridad cambiaria entre el peso y el dólar) era priorizar a algunos sectores en detrimento de otros", dijo el ministro.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?