| 9/30/2007 12:00:00 AM

Argentina insiste que sea relocalizada planta finlandesa

La declaración atribuida informalmente a Kirchner, publicada por el matutino Clarín, provocó indignación y malestar entre los pobladores de la ciudad ribereña argentina de Gualeguaychú, separada por el río de la uruguaya de Fray Bentos, donde se alza la planta de Botnia.

Buenos Aires.- Argentina no renuncia "en lo más mínimo" a lograr la relocalización, fuera del río Uruguay, de la planta que la empresa finlandesa Botnia construye en la margen uruguaya de ese río fronterizo, afirmó el domingo Alberto Fernández, jefe del gabinete de ministros del presidente Néstor Kirchner.

Fernández fue entrevistado por Radio América de Buenos Aires en Nueva York, donde en la víspera asistió a una reunión convocada por el "facilitador" español, embajador Juan Antonio Yáñez Barnuevo, para acercar posiciones en el diferendo diplomático argentino-uruguayo.

El jefe de gabinete fue interrogado sobre una declaración atribuida al presidente Néstor Kirchner la semana pasada en Nueva York, en el sentido de que "la planta (de Botnia) ya está ahí, no hay nada más que hacer, sino esperar a La Haya". Aludía al esperado fallo de la Corte Internacional de Justicia, ante la cual Argentina planteó su problema con Uruguay.

Fernández desmintió el domingo la declaración atribuida al Presidente. "No, en lo más mínimo, nunca dijo (el Presidente) semejante cosa", aseguró. "La Argentina no renuncia en lo más mínimo a la relocalización de la planta de celulosa".

La Asamblea Ambiental de Gualeguaychú, que encabeza la oposición a la planta de celulosa, por considerarla contaminante del medio ambiente, resolvió este domingo bloquear la ruta nacional 14, que conduce al Uruguay, así como una ruta provincial utilizada hasta ahora como alternativa para el tránsito terrestre con el vecino país y otros países del Mercosur.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?