| 12/5/2008 12:00:00 AM

Argentina: Huelga en gasolineras, problemas en el transporte

BUENOS AIRES_ Casi todas las estaciones de Argentina que venden combustible fueron el viernes a la huelga por diversos reclamos, incluso el cierre de numerosas de ellas, por lo cual los automovilistas formaban largas filas en las muy pocas que estaban abiertas.

El paro por 24 horas y anunciado días atrás, fue impulsado por los sectores empresariales que reclaman mayor rentabilidad y por los gremios del sector que piden que cese el cierre de gasolineras, mejores salarios y la eliminación de suspensiones y despidos.

"El paro tiene un alto grado de acatamiento, casi un 95% en todo el país", dijo en reunión de prensa el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicios Independientes, Manuel García.

Destacó que en los dos últimos años cerraron unas 3.000 estaciones que venden combustible y fueron despedidos alrededor de 40.000 empleados.

Según el sindicato de empleados, en los últimos dos meses fueron suspendidos 700 trabajadores "por la fuerte caída en la comercialización y falta de solidez financiera".

Los empresarios del sector dicen que el 64% del total de los litros vendidos por año quedan en manos del Estado en concepto de impuestos. Por lo tanto, piden una baja en esos impuestos.

El canal TodoNoticias mostró imágenes de estaciones de servicios que estaban abiertas convertidas en un caos.

En una de ellas, en el barrio de Palermo, en la capital argentina, había una fila de automóviles de hasta un kilómetro.

En diversos puntos del país centenares de taxis estaban parados con sus tanques vacíos, según dijo el sindicato de choferes.

La agencia oficial de noticias Télam destacó que el paro también empezaba a afectar a un sector del transporte público de pasajeros. 


 (AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?