| 12/9/2008 12:00:00 AM

Argentina: Gobierno oficializa nuevo régimen de pensiones

BUENOS AIRES _ El gobierno argentino oficializó el martes la ley a la estatización del sistema privado de pensiones, que implica el traspaso a las arcas públicas de fondos por 23.000 millones de dólares.

La iniciativa fue aprobada por el Senado el 20 de noviembre, pero recién ahora cobró fuerza de ley y entró en vigencia al ser publicada en el boletín oficial.

La ley dispone que los fondos por 23.000 millones de dólares del sistema privado instaurado en 1994, además de unos 4.500 millones de dólares que aportan cada año sus afiliados, pasarán a las arcas públicas.

"El Estado garantiza a los afiliados y beneficiarios del régimen de capitalización la percepción de iguales o mejores prestaciones y beneficios que los que gozan a la fecha de la entrada en vigencia de la presente ley", destaca uno de los artículos de la flamante norma.

En octubre, la presidenta Cristina Fernández solicitó al Congreso la estatización del régimen privado en manos de 10 Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP), las cuales tenían 9,5 millones de afiliados.

El argumento oficial fue el de preservar a los futuros jubilados de la caída en la rentabilidad de los fondos privados en los últimos años, la cual ha sido agravada por la actual crisis global.

Pero opositores políticos y analistas privados calificaron de "confiscatorio" a la iniciativa y sostuvieron que el gobierno en realidad busca asegurarse el financiamiento de sus vencimientos de deuda para los próximos tres años, que suman unos 28.000 millones de dólares.

Recursos extras que ya estaban establecidos en el presupuesto y parte de los 23.000 millones de dólares serán destinados a un reciente plan anunciado por la presidenta Fernández, con el que se busca promover el consumo y la producción interna, así como atenuar los efectos de la crisis financiera global.

El sábado pasado, el gobierno anunció que con esos fondos apoyará un programa que otorgue créditos para la adquisición de automóviles nuevos como parte de un plan para estimular la industria automotriz.

Ese plan destina 3.100 millones de pesos (unos 900 millones de dólares) para comprar vehículos de hasta 35.000 pesos (unos 10.000 dólares), lo cual incluye los dos más baratos de cada marca en el mercado. 


 (AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?