| 8/19/2008 12:00:00 AM

Argentina: Fernández anuncia superávit fiscal en julio

Buenos Aires.- La presidenta Cristina Fernández anunció el martes un superávit fiscal en julio de 4.022,1 millones de pesos (1.318,6 millones de dólares) y divulgó otros datos positivos de la economía argentina tras una semana en la que dos calificadoras de riesgo le bajaron la nota al país por temor a que no cumpla con sus obligaciones financieras.

"Si uno hace caso de tanta noticia publicada, parecería que estuviéramos al borde del colapso como en las peores épocas de la República Argentina. Sin embargo, hoy les quiero anunciar que el superávit fiscal fue un 56,3% más que el mismo mes del año anterior", dijo la mandataria durante un acto en la localidad bonaerense de Malvinas Argentinas.

Fernández también reportó un superávit comercial de 1.001 millones de dólares en julio y que en el segundo trimestre del año "hemos generado pese a todo 107.000 nuevos puestos de trabajo para los argentinos y las argentinas".

La presidenta no dio mayores detalles de las cifras, que normalmente son difundidas por el ministerio de Economía.

"Muchas veces aparecen voces tendientes a desalentar, hacernos creer que las cosas van mal o están peor", sostuvo Fernández, en una alusión directa a la incertidumbre que asaltó en los últimos días a los mercados financieros ante la posibilidad de que el país nuevamente incumpla con sus obligaciones como sucedió en 2001.

Dos calificadoras de riesgo revisaron sus notas sobre la deuda soberana argentina la semana pasada: Moody's redujo su perspectiva de "positiva a estable" debido a la "tensión política" que vive el país y, por motivos similares, Standard & Poor's también bajó su calificación desde B+ a B.

La desconfianza de los inversores radica en el desgaste que sufrió el gobierno de Fernández durante los cuatro meses de conflicto con los productores agropecuarios por un nuevo esquema de gravámenes a las exportaciones de granos, la desaceleración del crecimiento, las dudas sobre el verdadero índice del inflación y un elevado gasto público.

Fernández, que días atrás minimizó las nuevas calificaciones, advirtió que "muchas veces hay intereses financieros, económicos, intereses mediáticos que quieren un gobierno más 'light' (débil)...porque así pueden imponer políticas donde lo financiero sea más importante, donde discutir salarios sea malo".

Y apuntó que "los que quieren distorsionar o deformar lo que nos pasa, dificultades de todo país que está creciendo y quiere seguir creciendo, es tarea de aquellos que nunca creyeron que con ideas, compromiso político y solidaridad podemos construir un país mejor".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?