| 11/16/2011 4:40:00 PM

Argentina eliminará subsidios por US$830 millones

Argentina quitará subsidios a la energía y agua potable por unos 4.000 millones de pesos (unos US$830 millones) que benefician a grandes empresas y usuarios de alto poder adquisitivo, dijo el miércoles el Gobierno, en un nuevo paso para reducir gastos.

El ministro de Economía y vicepresidente electo Amado Boudou dijo que las grandes empresas ya no gozarán de subsidios a la provisión de energía, agua y gas desde el 1 de diciembre, mientras que usuarios que residen en zonas acomodadas de Buenos Aires tampoco dispondrán de esos beneficios desde el 1 de enero.

Boudou dijo que los sectores de la industria que no recibirán subsidios estatales son los de refinación de combustibles, procesamiento de gas natural, biocombustibles y aceites de exportación y agroquímicos.

Esos sectores dejarán de percibir subsidios por unos 3.468 millones de pesos, mientras que la quita a usuarios de alto poder adquisitivo ascenderá a unos 500 millones de pesos.

Los recortes son "adicionales a los 600 (millones de pesos) que habíamos anunciado hace 15 días", dijo Boudou.

A inicios de este mes el Gobierno argentino dijo que revisaría los millonarios subsidios estatales al transporte, al agua y a la energía, y que eliminaría algunos, medidas que podrían provocar alzas en las cuentas que pagan los usuarios, mientras las autoridades buscan reforzar las alicaídas finanzas públicas.

La decisión gubernamental se tomó tras meses de un deterioro en el saldo fiscal, provocado en parte por los cuantiosos subsidios, y una caída del superávit comercial, erosionado por un aumento en las importaciones de energía.

Mantener la intrincada red de subsidios estatales costaría al Tesoro argentino unos 70.000 millones de pesos (US$16.300 millones) este año, un alza de casi un 40% frente al año pasado, según cálculos privados.

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?