| 1/11/2011 4:10:00 PM

Argentina dice presión estadounidense traba exportaciones

El canciller Héctor Timerman denunció el martes la presión de empresas de Estados Unidos y grupos de acreedores que buscan impedir las exportaciones argentinas a ese país.

Buenos Aires.- Timerman afirmó a la radio La Red que Argentina tiene un déficit comercial "muy preocupante" con Estados Unidos que adjudicó a las trabas que estaría aplicando ese país a la entrada de productos argentinos.

"Hay un lobby de las empresas cítricas e importadoras de carne de Estados Unidos y un lobby muy dañino, muy perverso de los fondos buitre... para que Argentina no pueda exportar a Estados Unidos", afirmó Timerman.

Los llamados "fondos buitre" compraron deuda argentina en cese de pagos y recurrieron a la justicia para cobrar montos superiores a los invertidos, según ha denunciado el gobierno.

"Ni siquiera estos fondos son norteamericanos, son de paraísos fiscales, evasores de impuestos, son la gente más perversa que existe en la economía mundial, a tal punto que el propio (presidente Barack) Obama... denunció a estos paraísos fiscales", señaló Timerman.

El canciller le comunicó el lunes al secretario de Estado Adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental, Arturo Valenzuela, las quejas del gobierno argentino por las supuestas trabas comerciales en un encuentro celebrado en esta capital.

Timerman también cuestionó que Estados Unidos no analiza la calidad de los productos agroalimentarios argentinos para determinar si son aptos e indicó que ese país estaría aplicando barreras fitosanitarias que en realidad funcionan como "una barrera comercial".

En su reunión con Valenzuela, que según Timerman se dio en el marco de un diálogo muy positivo, el canciller se refirió específicamente a los problemas de comercialización de limones, cítricos dulces y carnes.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?