| 6/29/2007 12:00:00 AM

Argentina y Brasil otorgan fuerte respaldo a Mercosur

Kirchner y Lula da Silva iniciaron la rueda de discurso en la trigesimo primera cumbre de mandatarios de Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, los países fundadores, además de los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, Chile, Michelle Bachelet y Bolivia, Evo Morales, países asociados al acuerdo regional.

Asunción.- Los presidentes de Argentina y Brasil dieron el viernes un fuerte respaldo a la vigencia del Mercosur porque es "un instrumento eficaz" para ingresar a las zonas comerciales dominadas por las grandes economías.

"Juntos avanzamos, separados nos achicamos", advirtió el mandatario argentino Néstor Kirchner. "Esta no es una cumbre más", advirtió el jefe de estado brasileño Luiz Inacio Lula da Silva.

Ante la ausencia del presidente Hugo Chávez, de viaje por Europa, Venezuela fue representado por su vicepresidente, Jorge Rodríguez. El presidente boliviano puso una nota distinta al hablar de fútbol, empecinado en conseguir que la FIFA levante la prohibición de jugar partidos mundialistas en ciudades sobre 3.000 metros de altura.

El mandatario uruguayo Tabaré Vázquez manifestó su respaldo al Mercosur, "pese a las dificultades que tenemos", junto con Paraguay, por ser los dos países más pequeños del emprendimiento sudamericano.

"Necesitamos del Mercosur. Los países más grandes del bloque también tenemos nuestras dificultades internas, por eso apoyamos a esta unión aduanera, reconociendo que falta mucho por hacerla mejor. Pero con todas sus dificultades sigue siendo nuestra fortaleza para discutir con los países centrales", explicó Kirchner con relación a EEUU, naciones asiáticas y la Unión Europea. Reconoció que "tenemos asignaturas pendientes como las barreras denunciadas por Paraguay y Uruguay, pero estamos trabajando para superarlas".

Finalizó diciendo que "Mercosur hoy está a prueba en el asunto energético. Debemos ayudarnos unos a otros para superar las crisis energéticas recurrentes por el crecimiento enorme de la población con sus necesidades. En ese punto, reitero el ofrecimiento de la Argentina a Bolivia para invertir en la producción y comercialización de hidrocarburos".

Luiz Inácio Lula Da Silva, a su turno, otorgó "un sincero respaldo a la vigencia del Mercosur. Esta no es una cumbre más, es parte de un proceso de integración que mucho creció pero debe avanzar más". "Si no tuviésemos Mercosur no podríamos negociar con fuerza con los grandes países. La prueba la tiene Brasil que comenzó a exponer la posibilidad de ser un puente de intercambio comercial con India, por ejemplo", informó.

El mandatario anfitrión Nicanor Duarte denunció los malos tratos a paraguayos en las fronteras con Argentina y Brasil pero liberó de culpas a sus presidentes "porque han aclarado que no constituyen su voluntad política. A pesar de las desigualdades, Paraguay no lleva adelante una política conspiraticia ni disolvente del Mercosur".

Entre las determinaciones del Mercosur figuran facilitar el libre tránsito de sus productos pero dejaron para fines de este año el estudio de un código aduanero regional, herramienta con la serán superadas las diferentes barreras arancelarias. Hasta tanto entre en vigencia el código, el libre tránsito de mercaderías se hará a través de canales de preferencias, principalmente para frutas, hortalizas y carnes.

Tabaré Vázquez señaló, posteriormente, su complacencia porque "Uruguay se hace cargo de la presidencia temporal del Mercosur por los próximos seis meses y reitero nuestro compromiso por la integración, a pesar de las dificultades que tenemos. Apoyamos a Mercosur porque debe otorgar beneficios, por encima de las asimetrías".

Evo Morales, de Bolivia, afirmó: "el compañero Fidel Castro advirtió sobre la siniestra idea de convertir alimentos en combustibles. El maíz tiene un precio superior desde que EEUU manifestó su interés por procesarlo para producir gasolina. Y no ofendo a nadie al comentar este tema. Debemos privilegiar la alimentación y no satisfacer el hambre voraz de los automóviles".

Más que referirse al bloque aduanero regional, Morales habló del veto de la FIFA para la disputa de partidos internacionales en ciudades con una altura mayor de 3.000 metros sobre el nivel del mar como La Paz y Cusco. "Pongo en sus manos una cartita para que la firmen y así darle más fuerza a nuestro pedido de reconsideración de esa medida", añadió.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?