| 3/11/2011 11:00:00 AM

Argentina Autopistas del Sol pasa a dar ganancias en 2010

La argentina Autopistas del Sol (Ausol), participada por capital español, registró el año pasado una ganancia neta de 272,7 millones de pesos argentinos (US$67,1 millones), tras cinco ejercicios anuales consecutivos con pérdidas.

Buenos Aires - En un comunicado enviado hoy a la Bolsa de Buenos Aires, la empresa no dio explicaciones de la evolución de sus cuentas en 2010 y sólo precisó que su patrimonio neto ascendía a 283,2 millones de pesos argentinos (US$69,7 millones) al 31 de diciembre pasado.

La firma, que administra desde 1994 el complejo de autopistas integrado por la Avenida General Paz y el Acceso Norte a Buenos Aires, la red viaria de peaje con más tránsito de Argentina, había cerrado el 2009 con una pérdida neta de 164 millones de pesos argentinos (US$40,3 millones), el quinto ejercicio consecutivo en rojo.

La compañía, presidida por el español Gonzalo Ferre Moltó, del grupo Abertis, logró el año pasado una adhesión del 95,7% a una oferta que lanzó a sus acreedores financieros para refinanciar deudas por valor de US$307 millones, luego de que la empresa incumpliera el pago de obligaciones negociables.

En octubre pasado la Dirección de Vialidad de Argentina prorrogó por 120 días la intervención a Ausol dado que la "ecuación financiera-patrimonial" de la compañía no se había restablecido aún.

La firma está participada por la española Abertis Infraestructuras (31,59 %), la italiana Impregilo (19,82 %), la argentina Sideco Americana (7 %), Dycasa (filial del grupo español Dragados, 5,83 %) y la española ACS (5,71 %).

El 30,05 % restante de las acciones cotiza en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

 

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?