| 2/18/2009 12:00:00 AM

Argentina abre canje de deuda para inversores extranjeros

(BUENOS AIRES)Argentina abrió el miércoles el canje de títulos de deuda en manos de acreedores internacionales en un intento por aliviar los vencimientos de deuda en el corto plazo.

La primera semana de febrero el gobierno había cerrado la operación de canje de los llamados Préstamos Garantizados (PG) entre los inversores locales con una aceptación superior al 99%, lo que le permitió postergar pagos de deuda por 15.500 millones de pesos (unos 4.403 millones de dólares).

El jefe de gabinete Sergio Massa explicó el martes que el nuevo canje, que se extenderá por 10 días y busca captar hasta 8.400 millones de pesos (unos 2.386 millones de dólares) "va a ser la misma oferta que se le realizó a los tenedores locales".

A cambio de los títulos que vencen entre 2009 y 2012 los acreedores recibirán un nuevo bono en pesos con vencimiento en 2014 que durante el primer año pagará una tasa de interés de 15,4% y partir del segundo año pagará la tasa Badlar más 2,75 puntos porcentuales. La Badlar es una tasa de referencia que confecciona el Banco Central que ronda el 15%. Los acreedores también sufrirán un recorte de 2% sobre el capital que entreguen al canje.

Massa rehusó dar una estimación sobre el nivel de adhesión al nuevo canje pero manifestó que el gobierno es "optimista en lograr un buen resultado".

La operación permitirá al gobierno despejar las dudas sobre su capacidad de pago en un año con abultados vencimientos y el acceso al crédito cerrado por la crisis global. Las obligaciones de deuda para este año alcanzan los 18.000 millones de dólares.

Los PG fueron entregados en 2001 y ofrecían como respaldo financiero un cupón ligado a la inflación. Pero la presunta manipulación del índice oficial de precios --que es hasta tres veces menor al estimado por los economistas privados-- hizo que estos títulos perdieran liquidez. Los nuevos bonos, atados a la tasa de referencia del Banco Central, son un instrumento más atractivo para los inversores.

Tras declarar en 2001 el mayor cese de pagos de la historia financiera mundial, Argentina reestructuró en 2005 el pasivo en manos de acreedores privados a quienes ofreció nuevos bonos con una reducción de hasta 66% del capital. Aquel canje tuvo una aceptación del 76%.

En 2006 Argentina canceló su pasivo de 9.500 millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional, FMI, pero mantuvo la deuda con el Club de París y los acreedores privados.

Pese a crecer a tasas superiores al 7% anual en los últimos seis años, desde 2005 Argentina no ha tomado créditos en los mercados de capitales por temor a que esos fondos fueran embargados por los acreedores que no participaron del canje de ese año.

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?