| 9/1/2011 1:00:00 PM

Arden 17 unidades de conservación brasileñas por sequía

Incendios forestales devoran casi 241.000 hectáreas de unidades de conservación en diferentes partes de Brasil, en medio de una fuerte sequía que golpea gran parte del país.

Las llamas afectan 17 áreas protegidas, donde más de 1.600 brigadistas apoyados por bomberos y voluntarios luchan por combatir los incendios, reveló el Instituto Chico Mendes de Conservación de la Biodiversidad (ICMBio), a cargo de las unidades de conservación.

"Estamos con 1.631 brigadistas en todo el país trabajando directamente en el combate al fuego. Tenemos la previsión de contratar otros 300 brigadistas para las próximas semanas y además de eso hay voluntarios y funcionarios locales en las unidades de conservación involucrados en el combate a las llamas", comentó Christian Berlinck, coordinador de emergencias ambientales del ICMBio.

Gran parte del territorio brasileño sufre los efectos de una fuerte sequía típica de los meses que van de junio a septiembre, mientras el sur del país enfrenta lluvias que han provocado deslizamientos de tierra.

La mayoría de las áreas protegidas afectadas por los incendios se encuentran en las partes central y norte del país, en sabanas tropicales de la Amazonia y el Cerrado, un ecosistema típicamente brasileño caracterizado por combinar temporadas de lluvias intensas y fuertes sequías.

AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?