| 2/11/2008 12:00:00 AM

Aprueban planta regasificadora en Chile

Santiago de Chile.- El gigante minero estatal Codelco y la empresa franco-belga Suez Energy International iniciarán en marzo la construcción de una planta de regasificación de gas natural en el norte de Chile, proyecto clave en los esfuerzos por terminar con la dependencia energética del extranjero, se informó el lunes.

El terminal de Gas Natural Licuado Mejillones, GNLM, se levantará en el puerto de Mejillones, 1.400 kilómetros al norte de Santiago, tendrá una capacidad de producción de 5.500 millones de metros cúbicos, lo que implicará disponer de un equivalente a 1.100 megawatts (MW) para generación de electricidad.

La noticia de GNLM surge en momentos en que Chile vive una fuerte sequía que lo mantiene cerca de un racionamiento eléctrico, lo que hace urgente la obtención de gas para generar energía.

Codelco y Suez Energy Internacional recibieron los permisos ambientales necesarios y en marzo empezarán los trabajos para levantar el muelle donde estará atracado el barco transportador de gas licuado.

La planta de GNLMejillones estaría en condiciones de despachar su primer envío de gas a finales del 2009 o comienzos del 2010, dijo la empresa.

En la zona norte, sede de la planta, se ubican las principales mineras estatales y privadas, varias de las cuales ya firmaron contrato con GNLM para comprar el gas, incluidas Codelco Norte, que produce anualmente unas 940.000 toneladas de cátodos electrorefinados, y la privada Escondida, cuya producción bordea 1,2 millones de toneladas métricas de cobre fino.

Entre los posibles abastecedores del gas licuado que se gasificará en la planta de GNLMejillones están Indonesia y Trinidad y Tobago.

La planta de GNL y la que se levanta en el puerto de Quintero, 154 kilómetros al noreste de Santiago, son vitales para cambiar la matriz energética chilena, que depende más de un 90% del gas natural argentino y del petróleo.

Chile enfrenta este año el tercer peor año de sequía en los últimos 50 años y pese a tener una capacidad instalada de un 60% de centrales hidroeléctricas y un 40% de centrales térmicas que funcionan con gas, diesel o carbón, en la actualidad el peso de la producción lo tienen las plantas térmicas.

La disminución de envíos de gas natural argentino, que se redujo de 22 millones de metros cúbicos a entre 1,5 y 1,8 millones de metros cúbicos diarios, obligó a las centrales térmicas a producir con diesel, lo que cuadruplicó sus costos de producción, alza que está siendo traspasada a los clientes residenciales, que en los últimos meses vieron subir en hasta un 30% los precios de la electricidad.

Los problemas energéticos del país, cuyos embalses muestran un 40% de déficit de aguas, hacen temer a las autoridades un posible racionamiento eléctrico para marzo, por lo que el gobierno adoptó la semana última varias medidas que buscan reducir en un 5% el consumo de electricidad de la población.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?