| 10/15/2009 12:00:00 AM

Aprobado proyecto de ley que establece como delito la captación ilegal de dineros

Se busca volver legislación permanente las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional durante la emergencia social decretada el año pasado para combatir la captación masiva e ilegal de dineros.

Bogotá, -  En la Comisión Primera de la Cámara de Representantes fue aprobado este miércoles, en tercer debate, el proyecto de ley que establece como delito autónomo la captación ilegal de dineros.

Con ello se busca volver legislación permanente las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional durante la emergencia social decretada el año pasado para combatir la captación masiva e ilegal de dineros.

Mediante este proyecto de ley se establece como delito autónomo el no reintegro de los dineros captados, y se endurecen las penas no solo para aquellos que capten ilegalmente el dinero sino para los miembros de junta directiva, representantes legales, administradores y empleados de instituciones financieras y de cooperativas que dolosamente omitan reportar transacciones en efectivo, manifestó el Viceministro de Justicia, Miguel Ceballos.

También se establece como delito autónomo la no restitución de los bienes, que tendrá una pena entre diez y quince años y multas hasta 15 mil salarios mínimos. En el caso de captación ilegal de dineros se establecen multas de hasta 50 mil salarios mínimos y penas entre diez y veinte años.

“De esta manera el Congreso de la República avanza de una manera muy importante en la lucha contra la captación ilegal de dineros del público contra las famosas pirámides“, sostuvo el funcionario.

Este proyecto pasa a último debate en la plenaria de la Cámara de Representantes.

 


(SP).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?