| 12/18/2006 12:00:00 AM

Aprobación de gobierno Lula en mejor nivel desde 2003

Según el sondeo del Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística (Ibope), 57% de los entrevistados calificaron de "óptimo o bueno" al gobierno de Lula. Tal porcentaje está ocho puntos porcentuales por encima del 49% que daba esa calificación al gobierno en septiembre pasado, fecha del anterior sondeo de Ibope, divulgado en la jornada por la Confederación Nacional de Industria (CNI).

Brasil.- La aprobación del gobierno del presidente Luiz Inacio Lula da Silva alcanzó 57%, su mayor nivel desde 2003, de acuerdo con una encuesta divulgada el lunes.

Los que calificaron de "malo o pésimo" al gobierno cayó de 16% en septiembre a 13% en diciembre, agregó la encuestadora, que entrevistó a 2.002 personas del 7 al 10 de diciembre en 141 distintas localidades. La muestra, que tuvo un margen de error de dos puntos porcentuales, agregó que el porcentaje de entrevistados que consideró al gobierno como "regular" también cayó: pasó de 33% hace tres meses a 28% en diciembre.

La aprobación personal a Lula también repuntó, dijo la encuesta divulgada por la CNI en una nota en su sitio de internet.

Entre los entrevistados 71% aprobaron el trabajo del mandatario, contra 62% de septiembre. La desaprobación al presidente bajó de 32% a 23% en el mismo lapso. Del 1 al 10, la nota media atribuida al gobierno de Lula fue de siete, la mayor desde marzo del 2003, dos meses después de iniciado el primer mandato. En septiembre pasado, la nota media fue de 6,6 puntos.

La confianza en el mandatario también creció: saltó de 58% en septiembre a 68% este mes.

Lula, de 61 años, ganó en octubre pasado las elecciones en un segundo turno y consiguió un segundo mandato de cuatro años, que se inician el próximo 1 de enero.

 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?