| 2/17/2011 8:15:00 AM

Apple admite intoxicación obreros en una de sus proveedoras

Apple admitió en su recién publicado informe sobre actividades en 2010 que 137 trabajadores de una de sus empresas proveedoras en Suzhou, en la provincia oriental china de Jiangsu, se intoxicaron por una alta exposición al químico "n-hexano", informó hoy la agencia oficial Xinhua.

Pekín - El incidente ocurrió en una fábrica de Wintek, empresa a la que Apple ha pedido que deje de usar n-hexano en su producción.

En el informe oficial de Apple sobre los efectos adversos de sus trabajadores, consideró el incidente como una violación central a la integridad de sus empleados.

La creadora del iPad y del iPhone también dijo que solicitó que Wintek mejore su sistema de ventilación y, que tras sus exigencias a su socia china, los trabajadores en la planta no volvieron a presentar problemas de salud.

Después del incidente, y como especifican las leyes chinas, Wintek pagó el tratamiento médico, comidas y salarios de los trabajadores enfermos.

Además, según el informe de Apple, la mayor parte de los afectados ya se ha recuperado y ha regresado a la planta.

Sin embargo, otro documento presentado por una coalición de 36 grupos ecologistas en China informó que varios de los trabajadores fueron retirados de sus cargos sin indemnización.

La exposición a altos niveles de n-hexano puede causar daño al sistema nervioso periférico y, finalmente, a la médula espinal causando debilidad muscular, infertilidad masculina e incluso parálisis.

El año pasado, otra socia de Apple en China, Foxconn, que fabrica para la multinacional el iPhone o el iPad, vivió una ola de suicidios de sus trabajadores en plantas de esta firma taiwanesa en Shenzhen (sur de China).

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?