| 6/14/2007 12:00:00 AM

Andinos reclaman por cambio climático y trato a migrantes

Los mandatarios pidieron a los países desarrollados la ratificación de la convención sobre protección a los migrantes y señalaron que las restricciones a los flujos migratorios solo contribuyen a incentivar el desplazamiento de mano de obra.

TARIJA, Bolivia _ La Comunidad Andina de Naciones (CAN) integrada por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú hizo el jueves un pedido "urgente" de cooperación a la comunidad internacional para enfrentar los efectos del "cambio climático" que está provocando desastres naturales en la región.

La decisión está contenida en la declaración de 18 puntos que suscribieron el jueves en esta ciudad del sur boliviano los presidentes Evo Morales (Bolivia), Alvaro Uribe (Colombia), Rafael Correa (Ecuador) y Alan García (Perú).

En la Declaración de Tarija los cuatro mandatarios acordaron:

Profundizar y renovar la integración y celebraron el regreso de Chile al bloque como miembro asociado.

Fortalecer la democracia y ratificar la decisión de cada país a definir políticas en pleno ejercicio de su soberanía.

Prometieron acompañar la integración comercial con políticas sociales y medidas de equidad.

Destacaron el lanzamiento de negociaciones comerciales de la CAN con la Unión Europea (EU) y anunciaron su compromiso para impulsar la V Cumbre América Latina-Unión Europea a celebrarse en Lima en mayo del 2008.

También se comprometieron a profundizar la agenda social con la ejecución de un Plan Integrado en la subregión. En ese sentido anunciaron la pronta implementación de la mesa de trabajo sobre derecho de los pueblos indígenas.

Los cuatro países se comprometieron, además, a adoptar "a la brevedad posible un Plan Andino de Lucha contra la Corrupción" y a impulsar acciones tendientes a combatir el consumo de drogas sintéticas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?