| 12/11/2006 12:00:00 AM

Andinos reaccionan por prorroga de preferencias arancelarias

La ley conocida como ATPDEA rige desde 1991 y fue establecida unilateralmente por Estados Unidos como compensación a las naciones comprometidas con la lucha contra el narcotráfico. Fue renovada en el 2001 y vencía a finales del 2006.

Bogotá.- En Colombia se manifestó satisfacción por la prórroga de las preferencias arancelarias a las naciones andinas aprobada el sábado por el Congreso de Estados Unidos, pero en Ecuador se adujo que era "apenas un respiro".

"En nombre de todos mis compatriotas hago llegar mi agradecimiento al gobierno y al congreso de los Estados Unidos por la extensión de la ley de beneficios unilaterales que le permite a nuestros productos de exportación continuar entrando a ese país", dijo el presidente colombiano Alvaro Uribe en un discurso que pronunció el sábado en Corrales, municipio del nororiente del país.

Uribe estuvo el mes pasado en Washington para solicitar a legisladores demócratas y republicanos que aprobaran la extensión de las exenciones de impuestos a los productos colombianos, pues es fundamental mantener el empleo en zonas rurales que podrían volcarse a los cultivos de droga si se pierden los empleos rurales.

"Con este apoyo se mantienen las condiciones de competitividad para las exportaciones colombianas por 4.600 millones de dólares y 600.000 empleos asociados con estas exportaciones", declaró el presidente del Consejo Gremial Nacional, Luis Carlos Villegas en un comunicado.

En Ecuador, se consideró que la ampliación por seis meses más de las preferencias arancelarias dan "apenas un respiro" al sector empresarial que buscará que el nuevo gobierno ecuatoriano de Rafael Correa negocie un acuerdo comercial con Estados Unidos.

"Seis meses es un plazo muy corto de tiempo y eso nos coloca contrarreloj", dijo el sábado a la AP el presidente del Comité Empresarial, Roberto Aspiazu.

Agregó que Ecuador está abocado a comenzar a trabajar para que el próximo congreso de Estados Unidos, con una mayoría demócrata, extienda nuevamente los beneficios arancelarios que permiten que miles de productos de los países andinos ingresen a ese mercado con cero arancel. Para el presidente de la Cámara de Industriales en Quito, Mauricio Pinto, "habrá que moverse rápidamente para convencer al gobierno (de Rafael Correa) que termine el TLC con Estados Unidos con los cambios que quiera hacer".

"De lo contrario, en junio del 2007, estaremos en la misma situación de estos días", añadió.

La ministra de Comercio Exterior y Turismo de Perú, Mercedes Aráoz, dijo el sábado que "la aprobación es una buena señal de lo que podría pasar el próximo año con la ratificación del TLC, aun cuando la estructura congresal ya no será la misma".

"Creo que la extensión del ATPDEA ha sido una muestra que Estados Unidos reconoce a los países andinos como potenciales socios comerciales", dijo en entrevista a la radioemisora CPN radio.

El canciller José García Belaunde dijo en entrevista telefónica a la radio RPP desde Cochabamba, Bolivia, que esta ampliación "son buenas noticias... porque nos coloca en una situación de haber avanzado fichas rumbo a nuestro propósito que es conseguir la aprobación del TLC en el congreso norteamericano".

El congreso de Estados Unidos aprobó el sábado en la madrugada una prórroga por seis meses de las preferencias arancelarias para Colombia, Ecuador, Perú y Bolivia con la posibilidad de renovarlas por un tiempo similar bajo la condición de que las naciones beneficiadas concreten acuerdos bilaterales con ese país. Colombia y Perú firmaron un TLC con Estados Unidos y esperan la ratificación de ese congreso. Las negociaciones con Ecuador se suspendieron en mayo, mientras que Bolivia no participó en el proceso.
 
 
 
AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?