| 7/9/2010 8:40:00 AM

Amplían alerta epidemiológica por ola invernal en Bogotá

Debido al aumento en la circulación de virus como el de la gripa y la influenza estacional y al recrudecimiento de la ola invernal en la ciudad, la Secretaría de Salud determinó ampliar la alerta epidemiológica declarada en el mes de marzo, hasta finales del mes de julio.

El Secretario de Salud, Héctor Zambrano Rodríguez, emitió una circular en la que da instrucciones precisas a las entidades prestadoras de salud y aseguradores, pero también, a los jardines infantiles y a los colegios, para que adopten las medidas y alertas necesarias para enfrentar la temporada de invierno y controlar los casos de enfermedades respiratorias agudas.

"Ampliamos la alerta epidemiológica hasta el 30 de julio, pero muy posiblemente continuemos con la medida hasta agosto, porque inicia el fenómeno de la niña y llega el segundo pico epidemiológico de invierno, lo que tiene incidencia en la salud de las personas, en especial, de niños y niñas menores de 5 años y adultos mayores", afirmó Zambrano.

El número de casos atendidos por enfermedades respiratorias aumentó de 518.000 en el primer semestre del año 2009, a 590.000 en el mismo período de este año. Esto significa un aumento en número de casos de un 13.8 % debido al aumento de los virus que afectan a infantes y mayores de 60 años.


Pese al aumento de casos atendidos en la red pública de hospitales, los decesos por ésta causa descendieron en seis casos, al pasar de 46 a 40 en el mismo lapso.

 

Actualmente se atienden en promedio, 2.000 personas diarias en urgencias y consultas prioritarias con algún tipo de afección respiratoria, en tanto que se han atendido más de 40.000 niños en lo que va corrido del año en las salas ERA de manera preventiva para evitar que sus cuadros empeoren y se presenten neumonías, poniendo en riesgo su vida.

Esta situación ha implicado que se presente un aumento del 15 % de sobrecupo de camas en algunos hospitales de la red pública de alto nivel de complejidad como Kennedy, Tunal, Santa Clara y Simón Bolívar.

El titular de la cartera de salud enfatizó que "toda persona que requiera una atención de urgencias y consultas prioritarias por Enfermedad Respiratoria Aguda, tiene derecho a acceder al servicio de salud, sin ningún tipo de barrera de acceso de tipo económico o de atención.

Por eso, la Secretaría de Salud recordó a los prestadores de servicios de salud públicos y privados para que refuercen su capacidad de respuesta, tomen medidas de aislamiento y bioseguridad, amplíen el número de camas, aumenten espacios físicos para la atención de pacientes y tengan prevista la contratación de personal adicional e insumos suficientes para atender pacientes con enfermedades respiratorias agudas.

Cuidados de la gripa en casa

•La tos es una de las manifestaciones de la gripa y el organismo la utiliza como un mecanismo de defensa para favorecer la expulsión de las secreciones. Para controlarla, lo más indicado es dar mayor cantidad de líquidos, como jugos de frutas naturales, limonada, leche o caldos entre otros.


•No se deben dar jarabes para quitar la tos a menos que lo formule el médico.


•Aliviar la irritación de garganta con remedios caseros como gelatina, mermelada, bebidas endulzadas, o colombinas, según la edad y miel con limón si el niño o niña es mayor de un año.


•Aumentar la frecuencia de la lactancia materna, puesto que le ayuda a controlar la infección y protege contra otras infecciones, a la vez que nutre e hidrata. Nunca se debe suspender.


•Se debe motivar el niño o niña a comer cuando tiene síntomas gripales, ofreciendo alimentos nutritivos, que sean de su agrado, en pequeñas cantidades y con mayor frecuencia.


•Es ideal que el niño o niña permanezca en posición vertical unos 30 minutos después de recibir alimentos, para evitar que por un episodio de tos, presente vómito y pueda bronco-aspirar, es decir que parte del vómito se vaya al pulmón.


•La nariz debe estar limpia de secreciones para que el niño pueda respirar y comer sin problema: para limpiar las fosas nasales, utilice agua tibia y limpia. Recuerde hacerlo antes de alimentarlo.


•Tenga en cuenta que la fiebre al igual que la tos, es un mecanismo de defensa del organismo ante la infección, por lo que no se debe dar nada para bajarla, a menos que la temperatura en axila sea mayor de 38,5 grados centígrados.. La mejor forma de bajar la fiebre es hidratar al niño y bañarlo con agua tibia.


Signos de alarma a tener en cuenta para acudir al servicio médico

•Respiración rápida: Niños menores de 2 meses que respiran más de 60 veces por minuto. Menores de 2 a 11 meses que respiran más de 50 veces por minuto. Niños de 1a 4 años que respiran más de 40 veces por minuto.


•Hundimiento de costillas y/o ruidos extraños (silbidos) al respirar.


•El niño o la niña no puede comer o beber nada y vomita todo.


•Menor de dos meses y mayor de 2 meses que presenta fiebre que presenta superior a 38.5 grados y que se mantiene por más de dos días.


•El menor esta anormalmente somnoliento/a y no despierta con facilidad. *Presenta ataques o convulsiones.


•Para urgencias acudir a la línea 123 o al centro de salud con servicio de urgencias más cercano.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?