| 6/10/2008 12:00:00 AM

Alto precio combustibles desata protestas Asia, Europa

Madrid.- Consumidores asiáticos manifestaban el martes por los altos precios de los productos petroleros, y en el sur de Europa murieron dos personas que apoyaban huelgas de camioneros.

Los españoles se abastecían de alimentos y combustibles ante los temores a que se produzca una escasez en medio de una huelga de camioneros. Comerciantes en el principal mercado mayorista de Madrid dijeron que las existencias de víveres frescos comenzarán a escasear pronto. Los camioneros portugueses se han incorporado a la huelga y también había protestas en Francia debido al impacto de los altos precios del crudo, que el viernes pasado sobrepasaron los 139 dólares el barril.

Un camionero en huelga fue muerto cerca de un mercado en Granada, en el sur de España. En Portugal, un piquetero murió cuando trató de parar a un camión en un camino en el norte de Lisboa.

El diésel ha subido a 1,30 euros el litro, frente a los 0,95 euros del año pasado, por lo que los gobiernos de la Unión Europea se han visto presionados para que brinden ayuda a los mayores consumidores del combustible, como los camioneros, taxistas, pescadores y agricultores. Los Gobiernos en Asia están luchando por prevenir un alza de precios. El Gobierno de Corea del Sur ofreció su renuncia en medio de enormes protestas callejeras el martes por las políticas del impopular presidente Lee Myung-bak. Los camioneros surcoreanos votaron el lunes por ir a huelga debido a los altos precios de los combustibles, ignorando un paquete de asistencia gubernamental de 10.200 millones de dólares, diseñado para amortiguar el impacto del costo de los carburantes.

"Afrontamos una 'crisis de recursos' que se compara solamente con la crisis petrolera de la década de 1970 y con la crisis financiera de la de 1990," dijo el presidente Lee Myung-bak en un discurso, mientras que el primer ministro ofreció la renuncia del gabinete ante las crecientes protestas. Por su parte, el premier de Malasia, Abdullah Ahmad Badawi, destinó un presupuesto adicional de 1.000 millones de ringgits (306,6 millones de dólares) para el estado políticamente clave de Sarawak, con el fin de ganar el apoyo de los legisladores descontentos por la escalada de los costos de los combustibles.

Una decisión tomada la semana pasada para elevar los precios de la gasolina en un 41 por ciento y los del diésel en un 63 por ciento afectó el ánimo en el país y la oposición convocó protestas para esta semana. En Hong Kong, los conductores de cerca de 500 minibuses, camiones y camiones de basura ralentizaron el tráfico en una manifestación para que se eliminen los impuestos a los combustibles.

ALZA DE PRECIOS

En India, manifestantes quemaron neumáticos y bloquearon carreteras en el este del país en protesta por el alza de los precios de los combustibles, pero en otros lugares, las convocatorias a huelgas fueron mayormente ignoradas. El Gobierno indio elevó la semana pasada los precios de la gasolina y del diésel en torno a un 10 por ciento, luego de que el gasto en subsidios llevara a las petroleras estatales cerca de la bancarrota.

En España, los conductores hacían filas en las estaciones de servicio -de las cuales en el 40 por ciento se había agotado el combustible en el área más afectada de Cataluña-, mientras mermaban los suministros de alimentos frescos en algunos mercados, de acuerdo a varios medios locales. La policía debió escoltar a varios camiones cisterna a las estaciones de servicio para romper las líneas de piquete y evitar ataques, debido a que algunos huelguistas pincharon los neumáticos de los camiones que no secundaban el paro.

La compañía Cepsa dijo que el 45 por ciento de sus entregas de combustible no logró llegar a su destino por los bloqueos, aunque Repsol-YPF, la mayor petrolera de España, precisó que los suyos estaban llegando con "relativa normalidad."

La mitad de los camiones cisterna cargaron combustibles en la víspera, según la empresa de distribución CLH, aunque un portavoz de la firma agregó que muchas compañías petroleras tomaron suministros adicionales en los días previos a la huelga. En Cataluña, el fabricante de automóviles Seat dijo que detuvo sus operaciones en la noche del lunes y en otros dos turnos del martes, lo que redujo la producción en unos 700 vehículos por turno al no tener las piezas suficientes.

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?