| 12/15/2011 5:00:00 PM

Alianza entre sector público y privado a favor de desmovilizados

El sector privado sueco y colombiano se comprometió con el proceso de reintegración a través de la firma de acuerdos que permitirán la formación y apoyo en empleo a personas desmovilizadas, y así contribuir al proceso de paz y reconciliación en Colombia.

La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), el Consejo Internacional de Industria Sueca (NIR), la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) y la Fundación Ideas para la Paz (FIP) pactaron una alianza para promover que las empresas privadas financien y ejecuten proyectos que beneficien a desmovilizados y de esta manera contribuir a la construcción de paz y reconciliación de Colombia.

Esta alianza público-privada quedó oficializada a través de la firma de dos acuerdos entre los representantes de las cuatro instituciones que permitirán la formación y apoyo en empleo a ex combatientes de grupos armados ilegales.

El proceso comenzó hace más de dos años cuando la FIP, junto con NIR y la ANDI identificaron las regiones del país en las que se consideraba conveniente sensibilizar a las empresas sobre la importancia de vincularse a procesos de construcción de paz. Una de esas compañías fue Electrolux, que aceptó el reto de realizar el plan piloto en una de las regiones identificada como prioritaria: la Costa Atlántica.

Las personas beneficiadas con el programa fueron seleccionadas por llevar a cabo un proceso de reintegración exitoso, de acuerdo con los criterios de la Agencia Colombiana para la Reintegración y por tener el nivel técnico y la disposición para llevar a cabo el curso a cabalidad, según los parámetros de Electrolux.

De acuerdo con María Rindeskär, Directora de Programas del Consejo Internacional de Industria Sueca, desde la NIR se busca trabajar para que la cooperación económica entre países contribuya a fortalecer un proceso de paz sostenible a futuro y un desarrollo positivo a largo plazo. “En ese sentido, este proyecto no sólo se enmarca en ese objetivo sino que, además, es una situación de ganancia para ambas partes y un ejemplo de cooperación pública-privada que se espera poder replicar en otras regiones de Colombia e, incluso, en otros países”, aseguró.

Por su parte, Santiago Ángel, Secretario General de la ANDI, sostuvo que el proceso llevado a cabo con Electrolux “es un ejemplo que demuestra las necesidad de que las empresas le pierdan el miedo a trabajar con desmovilizados”.

Para Maria Victoria Llorente, Directora de la Fundación Ideas para la Paz, este es un “ejemplo de cómo desde la FIP podemos vincularnos a otras organizaciones para hacer realidad una serie de iniciativas de construcción de paz”.

A su vez, Alejandro Éder, de la ACR, agradeció a las organizaciones presentes por llevar a cabo el proyecto e invitó a las diferentes empresas del país a no cerrarle las puertas a los desmovilizados.

El caso exitoso y los convenios son una muestra, de acuerdo a sus firmantes, de cómo el sector privado se puede aliar con el público para construir la paz. Las organizaciones aliadas buscarán que este proceso exitoso se pueda replicar en otras empresas del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?