| 5/23/2007 12:00:00 AM

Alianza entre Juan Valdez y Coca-Cola

Al lado de cada máquina de Coca-Cola en restaurantes de Estados Unidos y Canadá estará una máquina dispensadora de café Juan Valdez CaféREALE.

Los restaurantes clientes de Coca-Cola en Estados Unidos y Canadá también recibirán el café Juan Valdez. Al lado de las máquinas dispensadoras de gaseosas, la multinacional colocará otras similares para ofrecer el Juan Valdez CaféREALE.

Este acuerdo, según anunció hoy en rueda de prensa el Gerente General de la Federación de Cafeteros, Gabriel Silva, fue firmado el pasado fin de semana en Chicago y fue lanzado en el marco de la Feria Anual de la Asociación Nacional de Restaurantes de los Estados Unidos (NRA, por su sigla en inglés).

Silva informó que Coca-Cola escogió el Café de Colombia y la marca Juan Valdez, porque tienen un reconocimiento de marca de 87%. El producto se llamará Juan Valdez CaféREALE y llegará a 11.000 restaurantes. Según la Federación de Cafeteros, este es un número de puntos de venta similar a los que tiene Starbucks. Coca-Cola FoodService atiende 425.000 restaurantes en Estados Unidos.

Fedecafé sostiene que el extracto que se está produciendo en Colombia es novedoso porque no requiere refrigeración. Tiene presentación de cajas de dos litros, que alcanza cada una para producir 430 tazas de café de siete onzas. Este CaféREALE puede durar más de nueve meses sin perder su cuerpo, sabor y aroma.

Gabriel Silva dijo que el acuerdo con Coca-Cola en los Estados Unidos se suma a un programa que se inició hace cerca de 15 años en Japón. Se trata de un convenio entre Coca-Cola, Mitsubishi y la Federación de Cafeteros para producir y distribuir Café de Colombia enlatado, listo para el consumo, que es conocido como Café Georgia Emerald Mountain, el café enlatado líder en su género en ese país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?