| 1/13/2009 12:00:00 AM

Alemania revela plan de rescate para combatir recesión

BERLIN/PEKIN - El Gobierno de Alemania presentó el martes un segundo paquete de estímulo para salvar a la mayor economía europea de su peor recesión desde la Segunda Guerra Mundial, mientras Europa y Asia muestran nuevas evidencias del efecto de la desaceleración global.

El plan de Alemania, de 50.000 millones de euros (67.000 millones de dólares), es el segundo paquete de ese estilo en igual cantidad de meses.

Este plan se conoce justo cuando en Estados Unidos el presidente electo Barack Obama busca aprobación para destrabar la segunda mitad del rescate de 700.000 millones de dólares aprobado en octubre.

"Este es el mayor paquete que la República Federal de Alemania ha visto", dijo el ministro de Finanzas, Peer Steinbrueck, a la emisora alemana WDR. El plan fue acordado el lunes por la noche.

Steinbrueck dijo que el paquete involucraba una combinación de inversiones y recortes de impuestos, así como incentivos para compras de automóviles nuevos.

Por su parte, Obama dijo que había pedido al presidente George W. Bush que formalmente solicitara los fondos del rescate para que estén disponibles cuando asuma el 20 de enero.

En tanto, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, dijo el martes que el estímulo fiscal por sí solo no sería suficiente para promover una recuperación económica duradera en Estados Unidos, y que podrían ser necesarias nuevas medidas para defender a los bancos.

"Es improbable que las acciones fiscales promuevan una recuperación duradera, a menos que estén acompañadas de medidas fuertes para estabilizar y fortalecer más al sistema financiero", dijo Bernanke en la London School of Economics.

Francia podría reforzar sus planes, mientras que Gran Bretaña, que reveló un paquete de 20.000 millones de libras esterlinas en noviembre (29.230 millones de dólares), enfrentó varios reportes el martes que sugirieron que el país entró en la recesión más profunda al menos desde la década de 1980.

Los Gobiernos están tomando medidas mientras las economías se desaceleran y las compañías perjudicadas por las caídas de las utilidades se ven forzadas a desprenderse de empleos y operaciones.

Standard & Poor's ha advertido que las calificaciones de crédito de España, Grecia e Irlanda están amenazadas a medida que la crisis global tensa las finanzas públicas.

El martes, tales preocupaciones hicieron que las primas de los rendimientos de los bonos de la mayoría de los Gobiernos de la zona euro sobre los "Bunds" alemanes subieran a sus máximos al menos desde 1999.

Se espera que la desaceleración económica aliente al Banco Central Europeo a reducir su tasa de interés nuevamente el jueves, según los economistas encuestados por Reuters.

PROFUNDAS DESACELERACIONES

El lunes, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico advirtió de "profundas desaceleraciones" en las siete mayores economías y en las grandes economías que no son miembros de la OCDE, particualrmente China, India y Rusia.

En Japón, el banco central dijo el martes que los préstamos de los bancos a las compañías japonesas se elevaron en diciembre a un ritmo récord, pues las firmas de la segunda economía del mundo tienen problemas para recaudar dinero vía papeles comerciales o bonos, por lo que se ven obligadas a endeudarse más con los bancos.

"Los ejecutivos corporativos están muy preocupados, porque claramente su flujo de caja disminuye", dijo Hideo Kumano, economista de Dai-ichi Life Research Institute.

Se prevé que Sony Corp registre su primera pérdida operativa en 14 años este año fiscal, dijo una fuente.

Un descenso de las exportaciones y las importaciones chinas en diciembre también puso de relieve la desaceleración mundial, que los paquetes de ayuda de los Gobiernos buscan contrarrestar.

En su segunda reducción consecutiva, las importaciones descendieron 21,3 por ciento y las exportaciones cayeron 2,8 por ciento en términos anuales.

Una economista de HSBC, Ma Xiaoping, dijo que anticipaba una baja de las exportaciones chinas a un ritmo anual de un 20 por ciento los próximos meses en contraste con el incremento de 17,2 por ciento en el 2008.

Las expectativas de utilidades pobres de compañías como Citigroup y Sony hicieron bajar las acciones y favorecieron a la deuda pública, aunque luego los índices de la Bolsa de Nueva York mostraban alzas marginales.

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?