| 5/11/2012 12:00:00 PM

Alemania flexible por inflación ante alza de precios

La inflación de Alemania se situó por sobre la meta de la zona euro por décimo quinto mes consecutivo en abril, pero tanto el Gobierno como el banco central nacional han señalado que tolerarán las alzas de precios en la medida que el costo de vida de toda la zona euro se mantenga bajo control.



El viernes, la Oficina Federal de Estadísticas revisó al alza el índice de precios al consumidor de abril a un 2,1 por ciento, por encima del nivel "cercano pero por debajo del 2 por ciento", que el Banco Central Europeo quiere para toda la zona euro.

Los históricos temores a la inflación en Alemania datan de la década de 1920 y el Bundesbank es conocido internacionalmente por su postura implacable sobre los precios. Pero altas autoridades han enviado señales claras en los últimos días de que están dispuestas a aceptar un alza mayor en los precios de Alemania que la que podría haber tolerado en el pasado.

La aceptación de una inflación más alta en la mayor economía de Europa, por ejemplo mediante alzas salariales, podría ayudar a los estados en problemas del sur de Europa porque podría impulsar la demanda por sus productos y elevaría su competitividad respecto a Alemania.

El ministro de Finanzas germano, Wolfgang Schaeuble, manifestó su apoyo esta semana a los incrementos salariales y dijo en rueda de prensa en Berlín que una tasa de inflación alemana entre un 2 y un 3 por ciento podría ser aceptable.

"En la medida que estemos (...) en un rango de entre un 2 y un 3 por ciento, podríamos no estar por debajo del 2 por ciento pero estaríamos en un área que todavía es aceptable", dijo Schaeuble.

La inflación general de la zona euro es del 2,6 por ciento. Comentarios del Bundesbank esta semana respecto a que la inflación alemana podría subir por encima del promedio del bloque en momentos, fueron interpretados por algunos medios como que el banco central estaba adoptando una postura más flexible.

El presidente del Bundesbank, Jens Weidmann, ha intentado explicar la visión del banco, sobre el cual se modeló el Banco Central Europeo.

"Es nuestro mandato mantener la tasa promedio de inflación en la zona euro por debajo del 2 por ciento", dijo Weidmann en una entrevista publicada el viernes.

"En situaciones particulares, sin embargo, eso puede significar que la inflación en Alemania puede temporalmente estar por encima del promedio al mismo tiempo mientras esté por debajo del promedio de otros países de la zona euro", agregó.

El diario más vendido del país, Bild, tituló en su portada del viernes: "¡Alarma de inflación! ¡Bundesbank está suavizando al euro!".

Ante el Parlamento, el ministro de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, también advirtió el viernes contra las políticas que permitan que los precios se salgan de control. "Queremos poner fin a una política de fabricar deudas, en Alemania, en los estados federales, en Europa, debido a que estamos convencidos de que encender las prensas para imprimir dinero no puede ser una respuesta", comentó.

"Eso lleva a devaluación, eso lleva a inflación, y la estabilidad de nuestra moneda es una preocupación central de nuestro Gobierno", aclaró.

 (Reuters)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?