| 10/6/2008 12:00:00 AM

Alemania considera rescatar a todo su sistema financiero.

BERLIN  - Alemania ha abandonado sus planes de manejar sus problemas bancarios caso por caso y está considerando un "paraguas" nacional que proteja a toda su industria financiera de las turbulencias dañinas del mercado.

Tras impulsar durante el fin de semana un rescate para el prestamista alemán Hypo Real Estate (HRE) y anunciar una garantía federal de los depósitos bancarios, el ministro alemán de Finanzas, Peer Steinbrueck, dijo el lunes que Berlín está trabajando en un nuevo plan para proteger todo el sistema bancario alemán.

"Soy muy consciente de que en cierta medida, las soluciones individuales ya no bastan", dijo Steinbrueck a los periodistas en una conferencia del Partido Socialdemócrata en Berlín.

El ministro comentó que las autoridades están discutiendo un "Plan B", pero dejó claro que no se trataría de una solución a nivel europeo similar al paquete de rescate de 700.000 millones de dólares aprobado en Estados Unidos.

Antes, Steinbrueck dijo en una cadena alemana de radio que Berlín estaba pensando en colocar un "paraguas para Alemania en conjunto, para que no tengamos que ir de un caso al siguiente".

Este mismo fin de semana, el Gobierno defendía una estrategia caso a caso.

Pero las preocupaciones sobre la salud del sector bancario europeo hundieron el lunes un cuatro por ciento las acciones europeas en la apertura de las bolsas.

Los títulos de HRE cayeron un 44 por ciento, pese a un acuerdo alcanzado el domingo entre bancos y aseguradoras para proporcionar 15.000 millones de euros en liquidez al prestamista, además de los 35.000 millones aprobados la semana pasada.

DEFENSA DEL NUEVO RESCATE

Steinbrueck defendió el nuevo rescate de la entidad, que se adoptó después de que las firmas financieras amenazaran con retirarse del plan original, afirmando que el colapso de la empresa habría supuesto un desastre en todo el sector bancario.

El ministro criticó además a la dirección de HRE, que descubrió nuevos problemas de refinanciación en los últimos días que hacían insuficiente el rescate original de 35.000 millones.

"Creo que es impensable que el trabajo continúe con la dirección actual", dijo el titular de Finanzas, negándose a descartar un aumento en las garantías estatales para Hypo.

Las nuevas medidas para proteger los ahorros, que se tomaron pese a las críticas de las autoridades alemanas a una decisión tomada la semana pasada por Irlanda, son una señal para tranquilizar a la población, añadió.

"Era una señal de la canciller y mía, para que los ahorradores comprendan que no deben estar preocupados por sus ahorros. Eso es importante en esta situación porque no queremos que corran a sus bancos llenos de miedo y retiren el dinero", dijo. "Eso sólo incrementaría los problemas de liquidez".

 
(Reuters)


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?