| 12/3/2007 12:00:00 AM

Alarmante crecimiento de deuda de EEUU

La deuda nacional (la acumulación total de los deficits presupuestarios anuales) ha subido de 5,7 billones de dólares cuando George W. Bush asumió la presidencia en enero del 2001 y superará los 10 billones cuando éste deje el cargo en enero del 2009.

Washington_  Como una bomba de tiempo, la deuda nacional de Estados Unidos es una explosión al acecho, expandiéndose 1.400 millones de dólares al día _ casi un millón por minuto.

Para los norteamericanos significa una deuda de casi 30.000 dólares por cada hombre, mujer y niño en Estados Unidos.

Incluso si usted ha escapado ileso de las recientes crisis hipotecaria y de crédito, y está lidiando sin muchos problemas con los altos precios de los combustibles, pudiera estar encaminado a una miseria económica, junto con el resto del país. Eso es porque el gobierno está agotando rápidamente los recursos necesarios para satisfacer los pagos de intereses en la deuda nacional, que actualmente es de 9,13 billones de dólares.

Y al igual que las personas que tienen hipotecas de tasas de interés ajustables, el gobierno enfrenta el prospecto de ver su deuda _ ahora a tasas de interés relativamente bajas _ cambiar a tasas mucho más altas, multiplicando las penurias financieras.

Mientras alguien esté dispuesto a seguir prestando dinero al gobierno estadounidense, la deuda estará mayormente relegada al olvido.

Pero los pagos de intereses siguen acumulándose, y con el tiempo pudieran opacar los otros gastos del gobierno _ llevando a impuestos considerablemente más altos o recortes en servicios básicos como Seguridad Social y otros programas públicos federales.

Una desaceleración económica mayor _ que algunos economistas dicen pudiera estar cerca_ aceleraría el arribo de ese momento.

La deuda nacional _ la acumulación total de los deficits presupuestarios anuales _ ha subido de 5,7 billones de dólares cuando George W. Bush asumió la presidencia en enero del 2001 y superará los 10 billones cuando éste deje el cargo en enero del 2009.

Eso es 10.000.000.000.000,00, un dígito más que los que tiene el "reloj de la deuda nacional" en Times Square, en Nueva York. Cuando ese reloj fue activado en 1989, la deuda era de 2,7 billones.

Y las cosas solamente empeorarán.

En los próximos 25 años, el número de estadounidenses de 65 o más años va a duplicarse. La población en edad laboral va a disminuir y más jubilados estarán utilizando beneficios de Seguridad Social y Medicare, el programa de salud para ancianos, presionando más los recursos del gobierno.

Y agravando el panorama están las guerras en Irak y Afganistán, que de acuerdo a la Oficina de Presupuesto del Congreso pudieran costar 2,4 billones de dólares en el próximo decenio.

"Nuestro estimado es que la deuda nacional va a alcanzar 350% del producto interno bruto para el 2050 si o se cambia la política", dice David Wyss, principal economista para Standard and Poors.

"Algo tiene que cambiar, porque si uno mira lo que va a pasar, con las actuales tasas de impuestos, eso no da resultado".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?