| 7/6/2006 12:00:00 AM

Alan García vaticina fortalecimiento de CAN

Tras la reunirse con Uribe, García precisó que se propusieron "intensificar el comercio mutuo de nuestros países, que es alentador pero aún reducido".

El presidente electo peruano, Alan García, afirmó el miércoles que a pesar del retiro de Venezuela, la Comunidad Andina de Naciones (CAN) se fortalecerá con una posible adhesión de Chile y un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea.

"Nos interesa fortalecer los instrumentos de integración que han sido desarrollados, como la CAN, y vemos con preocupación algunos actos que ponen en peligro la entidad y la unidad de la Comunidad Andina", dijo García en una rueda de prensa luego de reunirse con presidente Alvaro Uribe.

"Estoy seguro que países tan esforzados y vigentes como Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia, además de la perspectiva de un acercamiento de Chile nuevamente al Pacto Andino a través de una figura distinta, va a permitirnos abordar con seriedad lo más importante que hay en la agenda que es el acuerdo con la Unión Europea", había dicho más temprano a la AP el mandatario electo en el aeropuerto militar de Catam.

 

Tras la reunirse con Uribe, García precisó que se propusieron "intensificar el comercio mutuo de nuestros países, que es alentador pero aún reducido". La balanza comercial entre las dos naciones está con 400 millones de dólares a favor de Colombia.

 

"En ningún caso yo estoy planteando ejes o grupos de países para contrarrestar la influencia intervencionista de un país tercero", dijo García en referencia a si se podía interpretar sus visitas a Brasil, Ecuador, Chile y Colombia como una forma de contrarrestar el otro eje que hay en Sudamérica.

 

"Estoy en Colombia, que es un país limítrofe con Venezuela, y creo lo más prudente que mis opiniones sobre lo que en el Perú hemos sufrido por parte de Venezuela, las reserve para expresarlas cuando sea necesario en el Perú", indicó como única referencia a su homólogo venezolano Hugo Chávez.

 

García ha sostenido entrevistas en las últimas semanas con los presidentes Luiz Inacio Lula da Silva, de Brasil, y Michelle Bachelet, de Chile. Ahora el turno fue con Uribe.

El ex mandatario peruano regresó a Bogotá en calidad de presidente electo después de haber recibido la protección diplomática de Colombia durante un largo periodo a partir del 2 de julio de 1992, cuando solicitó asilo en la embajada colombiana en Lima.

 

"Vuelvo a mi tierra", dijo García y agradeció "la generosidad inmensa y democrática de los sucesivos gobiernos de Colombia que me asilaron durante la dictadura (gobierno de Alberto Fujimori 1990-2000) y al pueblo colombiano que me acogió con generosidad y cariño".

 

Señaló que su estrecha amistad con Colombia y la identidad de propósitos que tiene con el presidente Alvaro Uribe, hará posible lograr el objetivo de fortalecer la CAN y aumentar el intercambio comercial entre los dos países a niveles importantes.

García ofreció su apoyo a la política de Seguridad Democrática de Uribe que, mediante el aumento del gasto militar para robustecer a las fuerzas armadas, ha permitido replegar a las guerrillas izquierdistas en sus bastiones selváticos en el sur.

  "Veo con satisfacción la política de pacificación que se lleva a cabo porque Colombia tiene derecho a que la voluntad de su pueblo sea siempre respetada cuando se expresa de manera democrática", afirmó el presidente electo del Perú.  
La canciller colombiana Carolina Barco, que recibió a García en el aeropuerto militar de Bogotá, dijo que la visita es fundamental para "el fortalecimiento de la CAN y escuchar sus propuestas para seguir trabajando en el fortalecimiento de la seguridad fronteriza, el comercio y en general en el tema de integración económica".
 
FUENTE: AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?