| 8/8/2008 12:00:00 AM

Alan García pide calma por cortes de energía y aumento en la inflación.

LIMA - El presidente peruano, Alan García, pidió el viernes calma a la población en vista de cortes de energía por fallas en la red de distribución y el repunte de la inflación, ante un fuerte aumento de la demanda interna que impulsa el crecimiento económico del país.

En menos de una semana, algunas zonas de la capital de Perú y siete importantes empresas del vital sector minero sufrieron hasta dos apagones debido a la caída en la carga energética en una de las principales generadores de electricidad.

Perú registra una robusta expansión económica desde hace unos seis años, sustentada por el dinamismo de su consumo interno y las exportaciones principalmente de materias primas.

"Súbitamente, por las condiciones internacionales y por la política de estabilidad que estamos planteando, pasamos a crecer 8 y 9 por ciento; evidentemente (se trata de) la crisis del crecimiento, como al hijo que le crece el cuerpo rápido, y si no se le cambia la ropa se queda corto," dijo García a periodistas al explicar los problemas con el suministro de energía.

Perú posee grandes reservas de gas natural en sus entrañas para producir energía barata, pero su poca infraestructura de transporte ha generado problemas de abastecimiento que, sumados a menores lluvias, redujeron la producción de electricidad por parte de las centrales termoeléctricas e hidroeléctricas.

"Acá no se trata de echarle la culpa a nadie, ni al Gobierno actual, ni al Gobierno pasado ni al anterior (...) pero nadie podía prever que el Perú iba a crecer con esta velocidad," dijo el mandatario peruano.

El gran crecimiento económico estimula la demanda interna que avanza a un ritmo por encima del 10 por ciento y presiona al alza el costo de vida en el país.

La inflación anualizada a junio se ubicó en un 5,7 por ciento, casi el doble de la meta anual oficial, cifra que ha enojado a la mayoría de peruanos y llevó a la popularidad de García a su peor nivel desde que asumió su segundo mandato hace dos años.

"Cómo responder a eso, primero no perder la calma, porque si uno intenta correr detrás de los precios lo único que va a hacer es tirar al país a una inflación atroz, entonces no perder la calma, mantener la serenidad y esperar que la burbuja internacional baje," dijo el presidente peruano.

García carga la cruz de una hiperinflación durante su primer Gobierno entre 1985 y 1990, cuando el país registró una de las peores crisis económicas de su historia.

(Reuters)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?