| 6/23/2008 12:00:00 AM

Alan García envía cartas invitando a empresas a invertir en Perú

Lima.- El presidente Alan García dijo el martes que envió cartas a más de 600 empresas extranjeras invitándolas a invertir en Perú y que debido a su iniciativa decenas de delegaciones empresariales han llegado buscando oportunidades de negocios e interesadas en aprovechar el buen momento que atraviesa la economía peruana.

García aclaró que no sólo había invitado a empresarios de Chile, como señaló el diario La Tercera de Santiago, atribuyendo su iniciativa a un intento de dar confianza a inversionistas chilenos, y evitar la incertidumbre, luego de las tensiones generadas por la demanda marítima peruana presentada en el Tribunal de La Haya.

"En estos meses me he dirigido a más de 600 empresas en el mundo... diciéndoles qué facilidades tiene el país, qué estabilidad económica tiene y cuáles son las áreas productivas en las que pueden participar o asociarse a empresas peruanas", dijo García en una rueda de prensa en Palacio de Gobierno.

El presidente comentó que "no faltan las personas malintencionadas que quieren sesgar eso solamente hacia el lado de Chile", en alusión a la información del diario chileno.

Tras la publicación, el Palacio de Gobierno confirmó el domingo que García se había dedicado a enviar cartas a empresas extranjeras invitándolas a invertir en Perú, actividad que no se le conocía.

Palacio dijo que desde febrero pasado, García ha escrito a empresarios de China, Japón, Corea, Alemania, Francia, España, Italia, Brasil, Colombia, Chile y Argentina, y que su iniciativa permitió que más de 60 delegaciones empresariales hayan visitado e invertido en Perú.

El crecimiento sostenido y pujante de la economía peruana, a ritmos de entre 7% y 8% anual, han convertido a Perú en un país atractivo para las inversiones.

García precisó que primero pidió a los embajadores de varios países informarle cuáles son las empresas con mayor capacidad de inversión, o las que producen lo que el Perú necesita, o aquellas que pudieran comprar lo que el Perú produce.

Una vez identificadas las empresas, indicó, envió cartas personales dirigidas a sus presidentes o accionistas, señalándoles las facilidades que ofrece Perú, la estabilidad económica de la que goza, y sugiriendo las áreas en las que podían invertir o asociarse a empresas peruanas.

"Ese es el trabajo moderno de un presidente que no tiene que desplazarse en un avión sino utilizar el correo electrónico, las comunicaciones, las cartas, y recibir, y explicar a cada una de las empresas o grupos empresariales de los países que vienen, cuáles son las bondades que tiene el Perú como centro de la inversión mundial", sostuvo García.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?